El ex presidente, Mauricio Macri, quien estuvo fuera de la escena pública tras las elecciones presidenciales, fue designado este martes como presidente ejecutivo de la Fundación FIFA y se codeará en la Junta Directiva con el titular de la FIFA, Gianni Infantino. El nombramiento despertó críticas tanto de dirigentes del fútbol argentino como de la Superliga y también de la Casa Rosada.

Según destacó Infantino, el ex jefe de Estado tiene "el perfil ideal para liderar este proyecto que quiere poner al fútbol al servicio de la sociedad".

"A través de su experiencia como líder de una gran nación conoce el rol central que tiene la educación para el futuro de nuestras sociedades y, como dirigente de uno de los clubes de fútbol de mayor éxito, sabe la fuerza y la pasión únicas que genera nuestro deporte. Su experiencia y visión de futuro permitirán, sin duda, que nuestra fundación intensifique su labor y amplíe su ámbito de acción para contribuir a mejoras sociales en todo el mundo", agregó el titular de la FIFA en un comunicado.

Sin embargo, en el plano local, la designación provocó fuertes cuestionamientos, tanto en el ambiente del fútbol como en el oficialismo: la noticia fue recibida en la Casa Rosada como una decisión "inexplicable" y "absurda" de parte de la entidad internacional.

Aunque los funcionarios prefirieron no expresarse públicamente sobre la cuestión, en los pasillos de Balcarce 50 no ocultaron su descontento con el nuevo cargo que ocupará el ex jefe de Estado.

"Si lo hubiera hecho hace cinco años, nos ahorrábamos el desastre que dejó", ironizaron ante una consulta de Noticias Argentinas, y expresaron que su nombramiento cayó "muy mal" en el oficialismo.

En ese marco, fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes calificaron como "insólita e inexplicable" la decisión de la FIFA, ya que "Macri no representa a nadie, es absurdo el nombramiento".

Entre los dirigentes del fútbol local, los primeros en hablar fueron Marcelo Tinelli y Rodolfo D'Onofrio, presidentes de San Lorenzo y River Plate, respectivamente, catalogaron como "lamentable" la designación de Macri al frente de la Fundación FIFA.

"Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo Presidente, manifestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la 'mierda', hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol", expresó Tinelli en su cuenta de Twitter.

Por su parte, D'Onofrio utilizó la misma red social para criticar al ex presidente y afirmó: "Es lamentable que el ex presidente que nos dejó una deuda casi impagable, más de 50% de pobreza... enemigo de las sociedades civiles en el fútbol... y responsable de los últimos 4 años en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundacion FIFA".

Tras las diferentes manifestaciones públicas de presidente de clubes, AFA indicó en un comunicado que la designación de Macri le causa "sorpresa" y es "ajena" a su voluntad.

"Esta información que ha adquirido dominio público en las últimas horas, y teniendo en cuenta nuestro carácter de miembro de la FIFA y la trascendencia de la designación referida, nos impone manifestarnos que la misma es ajena a la voluntad de la AFA, asumiendo por tal razón nuestro deber de juzgar como inapropiada su designación", explicó la entidad presidida por Claudio "Chiqui" Tapia.

La Superliga Argentina de Fútbol también manifestó su descontento y aseguró que, como integrante del fútbol argentino, ve con "preocupación la reciente designación de Mauricio Macri como Presidente Ejecutivo de la Fundación FIFA, cuyo objetivo es contribuir a la promoción de un cambio social positivo".

¿Qué es la Fundación FIFA?

La Fundación FIFA se creó en marzo de 2018 como entidad independiente, con los objetivos de contribuir a la promoción de un cambio social positivo y de recaudar fondos para la rehabilitación y reconstrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo, asegura la institución en su página web.

La Junta de la Fundación FIFA, que está liderada por el Infantino, supervisa la consecución de estos objetivos de responsabilidad social con el respaldo de la FIFA, de los socios de la FIFA y de las Leyendas de la FIFA. El planteamiento de la Fundación FIFA es "innovador, moderno y digital en sus comunicaciones y actividades de recaudación de fondos".