La síntesis de la nueva etapa de unificación que el movimiento obrero rubricó en la sede de UPCN tiene interpretaciones sobre estrategias sindicales varias pero sobre todo una certeza. Es la crisis económica y social, sin lugar a excepciones en todo el país, la que achicó distancias incluso más allá del optimismo que les contagió el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández en los encuentros que compartió con la dirigencia sindical. En efecto, un ex jefe de la CGT, Rodolfo Daer ( Alimentación), selló tal eje sin metáforas al considerar que "lo que une al Frente Sindical (Fresimona) con la CGT es la crisis y la pobreza".

La asistencia del camionero Hugo Moyano al encuentro que tuvo lugar en la sede de los estatales que comanda Andrés Rodríguez, cierra una etapa donde el Fresimona y la central de Azopardo rompieron algo más que lanzas, en paralelo al desarrollo de la gestión Cambiemos. Rodolfo Daer apeló a la historia extendida para considerar que "acá nos convoca que todos coincidimos en que la fórmula Fernández-Fernández es lo mejor", para acotar que en la reunión que compartieron hubo sindicatos que apoyaron a Mauricio Macri en las elecciones de 2015.

Siempre en cuanto a "lo que vendrá" Pablo Moyano ratificó lo que meses atrás publicó BAE Negocios sobre el compromiso de Alberto Fernández, respecto a no detonar una reforma laboral a gusto del FMI, es decir sin cirugías ni analgésicos. En cuanto a prendas de unidad, Héctor Daer uno de los actuales titulares de la CGT, se perfila con un rol preponderante en la etapa que comenzará para Azopardo en 2020, cuando la actual cúpula cumpla su mandato. Lo cual marca el futuro del referente de Sanidad, más allá de las versiones que lo ubicaban con alguna función preponderante en el eventual gabinete nacional que comandará el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner.