La discusión en torno de la educación religiosa en las escuelas movilizó a los salteños que realizaron movilizaciones a favor y en contra de la medida mientras la Corte Suprema de Justicia la tenía en análisis.

Tras ser rechazado el planteo por todas las instancias de los tribunales salteños, incluida la Corte de Justicia provincial, el recurso llegó a la Corte Suprema, que realizó cuatro audiencias públicas este año en las que participaron académicos, defensores de los derechos humanos y representantes de distintos credos.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, había dicho a mediados de septiembre que la provincia aceptaría la sentencia de la Corte, a pesar de su defensa de la educación religiosa.

"Si la Corte Suprema de Justicia de la Nación dice que nuestra Constitución viola la Constitución Nacional, deberemos hacerle caso a la Corte", afirmó en esa ocasión Urtubey al participar de la tercera misa estacional del Triduo de Pontificales, en la Catedral Basílica Mayor de la ciudad de Salta y en el marco de la Fiesta del Milagro.

En el fallo, los magistrados concluyeron que "de lo expuesto surge claramente que, dentro del sistema educativo público de la Provincia de Salta, existen patrones sistemáticos de trato desigualitario hacia grupos religiosos minoritarios y hacia los no creyentes".