El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, aseguró hoy que con Bolivia "tenemos un vínculo histórico que debemos fortalecer para la construcción de la Patria Grande", al participar de los actos centrales por el aniversario de la batalla de La Tablada, en la ciudad boliviana de Tarija.

"Tenemos un vínculo histórico que debemos fortalecer para la construcción de la tan ansiada Patria grande", dijo Urtubey, quien estuvo en el vecino país junto a su esposa, Isabel Macedo.

El mandatario provincial y pre candidato a Presidente hizo hincapié en la fuerte vinculación de Salta con Bolivia durante años, especialmente con Tarija y con Santa Cruz de la Sierra. 

"Somos países hermanos que sabemos lo que debemos hacer en conjunto, para que nuestros pueblos estén cada día mejor", añadió.

Urtubey y Macedo compartieron con los tarijeños el homenaje que ese pueblo rinde a los héroes que contribuyeron a la independencia de Bolivia, a 202 años del histórico 15 de abril de 1817, cuando el ejército auxiliar argentino, junto a tropas montoneras de Eustaquio Méndez, venció a fuerzas realistas.

La jornada estuvo encabezada por el gobernador del departamento Tarija, Adrián Oliva Alcázar; y contó con la participación del alcalde de la ciudad capital, Rodrigo Paz Pereira; y la presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental, Sara Armella, entre otros.

Urtubey fue parte del homenaje que se rindió a los héroes Méndez, Gregorio Aráoz de Lamadrid y Martín Miguel de Güemes.

El desfile cívico militar contó con la participación de autoridades nacionales, departamentales, locales, instituciones y regimientos acantonados en la región sur de Bolivia, y en ese marco, Oliva Alcázar y Urtubey desfilaron a caballo.

Además, el gobernador de Salta asistió al Tedeum que el obispo de Tarija, Francisco Javier Del Río Sendino, ofició en la catedral local, en memoria de los caídos en la batalla de la Tablada.

La batalla de la Tablada se libró cuando se enfrentaron fuerzas realistas al mando del coronel Mateo Ramírez y fuerzas independentistas del Ejército del Norte, al mando del tucumano Gregorio Aráoz de Lamadrid, como parte de la expedición al Alto Perú.