Un conjunto de organizaciones que representan a consumidores de servicios de telecomunicaciones (TICs) firmaron junto a legisladores y dirigentes sociales una solicitada en rechazo al aumento de tarifas dispuesto por las empresas proveedoras. Una de ellas, Telecom, recibió en las últimas semanas un fallo a favor que la eximió de respetar el decreto que establece que el gobierno nacional debe avalar la suba de los servicios. 

La declaración, con el título "Los usuarios y Usuarias de servicios TICs esenciales queremos justicia ante la voracidad empresarial", denunció los aumentos de 8% en mayo y 7% en junio (hasta acumular un 30% de incremento en el año) y señaló que las compañías "desconocen" el DNU 690/2020.

Ese decreto declaró como servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia" a las actividades de telefonía celular y fija, internet y TV paga, y estableció que los incrementos de tarifas debían ser autorizados por el Estado.

"En pleno agravamiento de la pandemia tenemos que estar pensando si nos alcanza para pagar internet o pagar el teléfono. La voracidad de las empresas del sector de las telecomunicaciones no acepta límites a favor de los consumidores de sus servicios esenciales", denunció el comunicado.

Las sanciones que exigen los usuarios

El texto reclama además la quita de la pauta publicitaria y la licencia de los servicios a las empresas que no cumplen el DNU, además del cobro de multas y la creación de una empresa pública que "opere la infraestructura de telecomunicaciones" en el país.
 

En este sentido, las entidades de consumidores criticaron el accionar del Poder Judicial por "priorizar la renta empresarial, antes que los derechos ciudadanos" y advirtieron que "la patria cautelar conformada por algunos sectores de la justicia es ciega para la defensa de los intereses de los que menos tienen".

El documento lleva la firma de legisladores, la asociación Internauta (Asociación Argentina de Usuarios de Internet), Asociación Consumidores Responsables, CTA de los Trabajadores y el Frente Grande, entre otros organismos de consumidores, sociales y políticos.

El fallo a favor de Telecom

El 1 de mayo la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, a través de una medida cautelar solicitada por la empresa Telecom Argentina, suspendió la aplicación de los artículos 1 al 6 del DNU 690 por el plazo de seis meses, y reestableció la potestad de la empresa de fijar sus precios sin pasar por la aprobación del Estado.
 

El Ente Nacional de Telecomunicaciones (Enacom) condenó luego el fallo, en un comunicado, y anunció la presentación de un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia: " Enacom interpondrá un recurso extraordinario federal para elevar la controversia a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y continuará con sus políticas públicas en la defensa del derecho humano de las telecomunicaciones y de todos los usuarios y usuarias", informó el organismo en un comunicado.

Sobre la decisión de la Cámara, el Ente sostuvo que "la decisión del Poder Judicial no sorprendió”, porque "no modifica lo que venía ocurriendo en la práctica desde la promulgación de dicho DNU ratificado por Ley, ya que Telecom incumple el mismo desde hace más de 8 meses".