El vuelo de Aerolíneas Argentinas que traerá un millón de dosis de la vacuna china  Sinopharm partió en el mediodía de este martes del aeropuerto internacional de Ezeiza con destino a Beijing.

Según se informó, el regreso al país con las vacunas está previsto para el jueves por la noche.

El vuelo AR1050 dejó Ezeiza a las 13:08 y hará una escala en Madrid previo a dirigirse a su destino final en la capital de la República Popular China.

"En total serán 48 horas de operación con una escala en Madrid, más el tiempo de carga en el Aeropuerto Internacional de Beijing (PEK). Se estima que el vuelo arribe al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el jueves a las 21.50 hs.", precisó en sus redes sociales el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani

Además, Ceriani especificó que este vuelo podrá traer una mayor carga de vacunas en la bodega, un millón de dosis en total, debido a que utilizará "envotrainers", es decir, "contenedores especiales con control activo de temperatura". Hasta ahora, la máxima cantidad de dosis que se habían traído en un solo avión fueron 400.000. 

Las dosis de Sinopharm requieren un almacenamiento a una temperatura de entre 2 y 8 ºC.

Los vuelos anteriores

El AR1050 se trata del quinto vuelo que Aerolíneas Argentinas dispuso para el traslado de vacunas al país. Anteriormente, arribaron 1.220.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V en cuatro vuelos. En cambio, las 580.000 dosis del fármaco de AstraZeneca-Oxford que llegaron de la India bajo el nombre de Covishield fueron trasladadas por Qatar Airways.

La línea de bandera sí voló a China unas 35 veces entre abril y julio del año pasado con el fin de traer insumos para la lucha contra el coronavirus, como barbijos, test PCR, guantes y overoles.

Sin embargo, en esa ocasión los aviones se dirigieron a Shanghai a través del océano Pacífico y con escala en Auckland, Nueva Zelanda.

La aprobación de la vacuna Sinopharm

Un requisito clave para la llegada de la vacuna Sinopharm fue la decisión de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, firmada el lunes a través de la resolución 688/2021, de autorizar su uso de emergencia y, de ese modo, incorporarla a la campaña de vacunación.

La ministra dispuso la medida luego de que la ANMAT recomendara la utilización de la vacuna Sinopharm a partir de lo establecido en la ley 27.573/2020 (sobre vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra Covid-19), sancionada a fines de octubre.

La negociación por la vacuna china Sinopharm

La operación para la llegada del millón de dosis de Sinopharm se concretó luego de algunas idas y vueltas en la negociación entre Alberto Fernández y las autoridades chinas.

Las tratativas se aceleraron a fines de enero, cuando se confirmó, en los hechos, el atraso en la producción y el envío de las dosis de la Sputnik V acordadas con Rusia.

Los puntos conflictivos de la negociación fueron, principalmente, el elevado precio de las dosis (30 dólares cada una) y el hecho de que China pretendía cerrar un contrato por una elevada cantidad de vacunas, unas 30 millones de dosis en total.

Sin embargo, con el correr de febrero el acuerdo se logró luego de que China accediese a bajar el precio de cada dosis a 20 dólares y a enviarlas según la cantidad requerida por Argentina. De momento, se cerró trato por un millón de dosis, que permitirán vacunar a 500.000 personas.