La publicación de la lista de los vacunados vip buscará ser el broche de cierre de un escándalo que se cobró la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García, y el reemplazo con su vice, Carla Vizzotti.

Al tomar las riendas de la cartera, la flamante funcionaria difundió un listado de funcionarios, empresarios, dirigentes políticos y sus familiares, y periodistas vacunados en el Hospital Posadas y en el denunciado vacunatorio vip de Salud.

En el marco de un año electoral, el Ejecutivo quiere evitar que la crisis de los vacunados vip golpee al Frente de Todos en las urnas. La estrategia del oficialismo para lograr un triunfo en las legislativas apunta a la vacunación y a la recuperación económica. La primera ya sufrió un traspié.

El Gobierno buscó justificar a muchos de los vacunados por ser “personal estratégico” de la administración nacional, en lo que se incluyó al Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, y al embajador en Brasil, Daniel Scioli. Las dudas sobre a quienes son considerados personal estratégico comenzará a definirse hoy durante la reunión que encabezó la ministra con la Comisión Nacional de Inmunizaciones.

En el segundo día de gestión, Vizzotti confirmó que la idea del encuentro es "validar una definición específica de lo que es personal estratégico", en el marco de las anomalías detectadas en el proceso de vacunación.

La comisión es un organismo técnico que asesora a las autoridades para tomar decisiones sobre aspectos relacionados con la inmunización basada en la evidencia epidemiológica. La integran los médicos especialistas Mirta Roses, Ricardo Rüttimann, Andrea Uboldi, Teresa Strella y al defensor del Pueblo, Maximiliano Nitto.

Tras el encuentro se resolvió crear una comisión que se encargará de monitorear la trazabilidad de la vacunación del personal estratégico y estará integrada por reconocidos expertos en inmunización, bioética, salud y derechos.

También se resolvió especificar la definición técnica sobre los alcances de función, riesgo y exposición del personal estratégico, quienes además deberán solicitar autorización previa a la cartera sanitaria para acceder a la vacunación. Será obligatorio firmar un formulario de acceso a la información para dar difusión en un registro público quienes fueron vacunados.

En declaraciones radiales, Uboldi explicó que el personal estratégico son “aquellos adultos mayores que tienen riesgo, los médicos y las personas que están vinculadas al funcionamiento del Estado".

La instrucción del Presidente a las nuevas autoridades de salud es que haya “una mayor rigurosidad con la trazabilidad y la generación de datos públicos sobre la vacunación”. Al frente del proceso de transparencia está el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien tomará las riendas del esclarecimiento de los hechos denunciados de un vacunatorio vip. Ayer recibió a Vizzotti y esta tarde ambos encabezarán a las 15 una reunión del Consejo Federal de Salud con todos los ministros del área del país.

Vacunados VIP

 

El jefe de los ministros descartó que haya vacunados vip en otro distritos. “No está pasando en otras provincias”, aseguró Cafiero en declaraciones en Radio 10, quien garantizó que “habrá una rigurosidad en el monitoreo”.

La parte judicial del escándalo busca ser minimizada por el Gobierno. “La Justicia tendrá que investigar. Hubo un acontecimiento puntual, pero también hubo denuncias de envenenamiento cuando todos se quieren poner las vacunas”, ironizó el funcionario cuando confirmó la salida este mediodía de un avión de Aerolíneas Argentinas hacia China para traer al país un millón de vacunas de Sinopharm.

La oposición es uno de los sectores que encabezan las denuncias judiciales contra el Gobierno por la aplicación indebida de la vacuna Spunik V. “Tenemos que explicarlo para no caer de vuelta en un desprestigio. La oposición está muy dispersa y no aportó nada en un año”, apuntó el jefe de Gabinete.

Al mismo tiempo, el Presidente apuntó contra la Justicia en una conferencia de prensa junto a su par mexicano, Andrés López Obrador. "El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas", expresó indignado el mandatario.