En medio del escándalo de los "vacunados VIP" en el Ministerio de Salud, el presidente Alberto Fernández defendió este martes, durante su visita a México, la inoculación del ministro de Economía, Martín Guzmán, y de otros funcionarios.

Los dichos del mandatario se dieron un día después de que el propio Gobierno difundiera la lista completa de las 70 personas que se vacunaron a pedido del Ministerio de Salud.

Entre los enumerados, figuran periodistas, médicos, empresarios y dirigentes políticos que actualmente no tienen ningún cargo público, pero también aparecieron varias decenas de funcionarios, incluyendo a tres ministros: el luego desplazado Ginés González García, el canciller Felipe Solá (que adujo que se vacunó con el turno correspondiente en el Hospital Posadas) y el propio Guzmán.

La crítica a la denuncia penal contra Ginés González García

Durante una conferencia conjunta que brindó con su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, Fernández fue consultado sobre qué pensaba de las denuncias penales que recayeron sobre González García a raíz del escándalo. Entonces, el presidente argentino criticó las investigaciones judiciales y pidió diferenciar entre los casos en los que la vacunación es "razonable" y los que no.

"El hecho era grave como para que un ministro de su talla haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Que los jueces y fiscales hagan lo que deben hacer, pero no se puede construir delitos graciosamente", arrancó el jefe de Estado

Luego, agregó que los fiscales "tienen muchos delitos para investigar, como el negocio de los peajes de (Mauricio) Macri, y el terrible y lamentable endeudamiento que Argentina vivió que fue un negocio para los amigos del poder", a lo que sumó el "el vaciamiento del Congreso, el ARA San Juan y el negocio de los parques eólicos".

Las personas de la lista que "deben vacunarse", según Alberto Fernández

Entonces, se refirió directamente al escándalo que derivó en la renuncia de González García: "El hecho sin duda es reprobable, porque nadie puede avalar que en la circunstancias que vivimos alguien tenga la posiblidad de adelantarse en la vacunación, pero les pido que sean estrictos con la lectura de esas listas", dijo.

"En esas listas aparecen también personas que deben vacunarse por las caracerísticas de la acción que desarrollan", argumentó.

En ese sentido, precisó: "Vacunar al presidente de la Comision de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados (Eduardo Valdés) y del Senado (Jorge Taiana) es algo absolutamente razonable si uno puensa que deben salir del país y exponerse al riesgo del contagio".

"Vacunar al ministro de Economia (Martín Guzmán), que con su equipo tiene que iniciar una gira entre todos los países del G7 para conseguir el apoyo para Argentina, es algo absolutamente razonable, porque su vida queda expuesta", agregó.

Además de Guzmán, también fueron vacunadas varias personas de su equipo más cercano, como Vera Voskanyan, Maia Colodenco, Melina Mallamace y Pablo Salinas, lo que disparó las críticas de algunos sectores porque estos funcionarios tienen entre 32 y 38 años y no integran grupos de riesgo.

A pesar de la defensa de Fernández a la vacunación de funcionarios, él mismo tomó la decisión de bajar a Taiana y Valdés de la comitiva del viaje a México el viernes, luego de que trascendieran sus nombres junto a los vacunados en el Ministerio de Salud.

"Detesto los privilegios. No los ejerzo ni me valgo de ellos; no soporto que eso ocurra. Y yo ya hablé con mi conducta", cerró el mandatario.