El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, consideró que el proyecto de ley que busca la expropiación de la empresa agroexportadora Vicentin "no es una buena señal", aunque desestimó un escenario de avance del Gobierno sobre capitales privados: "Tengo confianza en el Presidente, y creo que esta no es la situación", subrayó. 

"No estoy de acuerdo, me parece que hay que buscar formas de salvataje a empresas, más alla de los antecedentes que viene trayendo, pero no me parece una buena señal", indicó el mandatario provincial en diálogo con Radio La Red.

Es ese sentido, alertó que el anunció repercutió en su provincias con empresas que llegaron a consultarlo sobre lo que estaba sucediendo. 

"Vinieron tres empresas jujeñas a preguntar, porque tenían proyectos y construcción de obras privadas, de inversión y ampliación, que me preguntaron cómo era el asunto. Creo que genera un poco de incertidumbre las medidas de este tipo, y más aun en el marco de la pandemia, tal vez habría que ir más despacio", enfatizó.

Coronavirus en Jujuy

El gobernador jujeño dió más detalles del retroceso de fase en la región metropolitana de su provincia después de la detección de dos nuevos casos de covid-19 positivo. 
 
"Tuvimos un primer caso que corresponde a un policia que estaba en Jefatura, y creemos que por pudo haber tenido contacto con su superior a partir de los recorridos que hace en toda la provincia. Estuvo en la Quiaca, en donde durmió en una casa familiar, y al estar en cercanía con Bolivia, que complicó su cuadro en tan sólo una semana, estimamos que el control de frontera pudo haber sido el nexo", precisó Morales a Radio Con Vos. 
 
Sobre el segundo caso, el gobernador indicó que se trata de la hermana de uniformado que "apareció con una carga viral muy baja".
 
"A patir del parbol de contacto que pudimos recrear y para evitar cualquier posibilidad de circulación local, volvimos a fase 1. Esto es, todo el mundo a su casa en San Salvador, en la localidad de Yala, Palpalá y Perico", detalló.