El fiscal Gerardo Pollicita hizo efectivo el pedido de inhibición de bienes en el marco de la causa que investiga la otorgación de créditos a la empresa agroexportadora Vicentin. La medida se da como respuesta al pedido de la Unidad de Información Financiera (UIF). Alcanza al ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga, su segundo, Lucas Llach, y a miembros de la empresa santafesina, entre otros. 

En el dictamen de este miércoles, el fiscal a cargo de la investigación sobre la posible violación de la normativa de la entidad financiera, al haber permitido acumular una deuda de $18.500 millones por la firma cerealera, indica que “los elementos probatorios recabados hasta el momento permiten sostener que funcionarios del Banco Nación (BNA), algunas veces por acción y otras por omisión, incumplieron deliberadamente los deberes a su cargo y perjudicaron los intereses confiados en la administración de los fondos de la entidad bancaria".

"Otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera a las firmas Vicentin S.A y Algodonera Avellaneda S.A, apartándose de la normativa interna que lo regula, y luego omitieron ejecutar en tiempo y forma las garantías que preveían los contratos tendientes a recuperar el dinero que se adeudaba", detalla el pedido de  Pollicita presentado ante el Juzgado Federal nro 20 de Comodoro Py.

A su vez, destaca que "las constancias recolectadas" hasta el momento "posibilitan afirmar que, del otro lado, los empresarios de la firma Vicentin en connivencia con los funcionarios, solicitaron los empréstitos irregulares, requirieron la liberación de los fondos afectados en garantía".

"En simultáneo postergaban el pago de sus obligaciones, con el objetivo de que finalmente, cuando las autoridades del banco quisieran cobrarse la deuda, no quedaran fondos de donde el BNA pudiera hacerlo”, detalla la solicitud dada a conocer este miércoles. 

El dictamen de 79 páginas deberá ser evaluado por el juez a cargo de la causa, Julián Ercolini. En tanto, Pollicita especifica que por el momento, "no se verifican elementos objetivos que permitan dar curso a la solicitud realizada por la UIF dirigida a los bienes del expresidente Mauricio Macri, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli", como tampoco al ex titular del BNA, Guido Sandleris.

"Hemos visto que los funcionarios involucrados cuentan con conocimientos técnicos que les permitirían desprenderse rápidamente de sus bienes, mientras que los empresarios y las sociedades poseen y forman parte de un conglomerado societario de numerosas empresas donde movilizar bienes o dinero, cuentan con una estructura de contadores, escribanos y abogados con capacidad para trasladar dinero, detentan medios económicos y financieros suficientes para costear maniobras que permitan esconder el patrimonio para evitar la acción de la justicia”, argumenta el fiscal a cargo.

El listado está integrado por Javier González Fraga y de los ex directores Lucas Llach, Agustín Pesce, Miguel Ángel Arce, Carlos Alberto Castellani, Guillermo Goldberg, Jorge Lawson, Javier Okseniuk, Marcelo Javier Pose y Ercilia Antonia Nofal, entre otras exautoridades gerenciales del Banco Nación.

En la misma medidas, solicitó el alcance para los empresarios Roberto Vicentin, Osvaldo Boschi, Martín Colombo, Herman Vicentin, Alberto Macua, Máximo Padoan, Daniel Buyatti y Sergio Nardelli.