El Gobierno Héctor Vicentin, accionista e hijo de uno de los fundadores de la agroexportadora aseguró que la iniciativa que presentó el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, es una "expropiación light" e insistió con que los problemas de la cerealera deben resolverse "en el ámbito privado".

"Nosotros sabemos que tenemos problemas, pero hay alternativas a una expropiación, a una intervención y a una empresa mixta. Hay que sentarse a dialogar y nos tienen que dejar trabajar e invertir, que es lo que sabemos hacer”, indicó el empresario en diálogo con radio La Red.

El viernes pasado el juez federal de Reconquista, Fabián Lorenzini, repuso al directorio de la compañía y designó a los interventores del Gobierno el rol de veedores. El mismo día, Perotti presentó una propuesta con alternativas para evitar la expropiación. No obstante, el sábado el presidente Alberto Fernández insistió en que si la Justicia no acepta el desplazamiento de la cúpula directiva de la empresas y la creación de un órgano interventor en el marco del proceso concursal actual, entonces "sólo queda expropiar".

En ese marco, Vicentin rechazó la iniciativa del gobernador santafesino: "¿Cómo podría llegar a funcionar una empresa mixta? Nosotros estamos acostumbrados a trabajar hace muchos años de una forma distinta, solucionando nuestros problemas. Creemos que a las empresas privadas hay que dejarlas trabajar y solucionar sus problemas en el ámbito privado”.

Y subrayó: “Hay que hacer todo dentro del curso de acreedores, la solución tiene que venir dentro de ese curso de acreedores”.

Fernández se reunió ayer con quien había designado como interventor, Gabriel Delgado, para discutir el revés judicial y la propuesta de Perotti. "Repasamos todas las alternativas y no nos aferramos a los instrumentos. El propósito del gobierno es preservar las fuentes de trabajo y que los productores puedan cobrar", indicó Delgado y dio un guiño a la búsqueda de nuevas alternativas a la intervención de la empresa.