La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, envió un duro mensaje a los gremios docentes, a los que acusó de poner de "rehenes a los alumnos" con las amenazas de paro y denunció el problema del ausentismo y las "licencias truchas".

Al brindar su discurso ante la Asamblea Legislativa provincial, la mandataria insistió en que el sistema educativo requiere una "reforma profunda" y le advirtió a los gremios docentes que "no se puede seguir dialogando sobre qué es lo mejor para los chicos pensando que para eso hay una fecha límite" con el inicio de clases el próximo lunes.

"¿No es evidente que muchos de nuestros chicos no están aprendiendo? Estos problemas no se resuelven sólo con un aumento de sueldo, con inaugurar una escuela o con decir que el aplazo estigmatiza. No se resuelven rechazando las evaluaciones, como si no ponerle nombre a los problemas los hiciera desaparecer", insistió.

Vidal hizo eje en la cuestión de presentismo en las aulas, lo que aseguró "impacta en la capacidad de aprender de los chicos", y al respecto, subrayó: "No estamos discutiendo que un docente pueda enfermarse, necesite cuidar a su hijo, tenga la licencia por maternidad que le corresponde o se tome vacaciones. Estamos discutiendo el abuso, las licencias truchas, el ausentismo del 17% en las escuelas públicas contra el 5% en las escuelas privadas".