La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a agradecer ayer el apoyo que le permitió ganar a Cambiemos las elecciones legislativas de la provincia, a la vez que aseguró que el mensaje dado por quienes se inclinaron por otras opciones confirma “la necesidad de seguir tendiendo puentes” en la sociedad.

Junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los senadores y diputados electos por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, Gladys González y Guillermo Montenegro, entre otros, Vidal habló en el acto de inauguración del Puente Lacarra, que une a Lanús con Villa Soldati, en lo que fue su primer mensaje tras el triunfo obtenido por Cambiemos en la provincia.

Vidal se refirió al acuerdo al que podría convocar el presidente Mauricio Macri y afirmó: “No pretendemos que desde otros espacios piensen igual que nosotros, sino que lo que queremos es lograr consensos para resolver los problemas de la gente. Nadie tiene que dejar de ser quien es ni dejar distinto por eso”.

Además, agregó que Cambiemos “siempre ha sido un espacio abierto y plural” en donde conviven “distintos partidos, y una muestra es que la primera candidata a diputada fue Graciela Ocaña, que representa nuestros mismos valores y no porque comenzó a creer en eso hoy, sino porque su trayectoria y lo que ha hecho respalda eso”.

Rodríguez Larreta indicó al respecto: “Durante todo el período de Mauricio Macri como jefe de Gobierno nunca tuvimos mayoría, pero el consenso y la búsqueda de diálogo es parte de la esencia de Cambiemos. Siempre buscamos el consenso como camino”, agregó.

Vidal aseguró que “la honestidad, el esfuerzo, la paz y la no violencia son los valores” que los sostienen “como Cambiemos; eso votó la gente y lo tenemos que respetar”; al tiempo que planteó que es el presidente Macri es quien tiene que “plantear la agenda de cuáles son las discusiones” en relación a una eventual convocatoria a los gobernadores.

A su turno, y en esa línea, Bullrich destacó que lo que tienen “que hacer es tender puentes y no sólo construirlos”, incluso también “con quienes no piensan como Cambiemos”, algo que se “marcó claramente”, que es “dejar atrás a esa Argentina que cree que el que piensa distinto es adversario”.

Bullrich aseveró que llamó a “todos los candidatos a primer senado”’ y se puso a “disposición para escuchar, porque sé que terminada la campaña” todos los dirigentes quieren “lo mismo: que los bonaerenses vivamos mejor”, aunque reconoció que con la senadora electa de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, fue “lamentablemente” con la única con la que no se pudo comunicar.