La ministra de Salud, Carla Vizzotti, reiteró este jueves en Ushuaia que "caminar por la calle sin personas alrededor y sin barbijo genera cero riesgo epidemiológico", y pidió "dar vuelta la página" respecto de la polémica producida por algunos sectores acerca de que el uso del tapabocas dejará de ser obligatorio a partir del 1 de octubre en determinadas circunstancias.

"No entiendo la confusión que no es nuestra y que se ha generado de manera externa al Gobierno. Es tan sencillo como decir que las personas que caminen por la calle sin barbijo, o se paren en un parque sin nadie alrededor, de ninguna manera suponen un riesgo para las demás personas o la sociedad", explicó la funcionaria en rueda de prensa.

También agregó que la situación es equiparable a "ir a correr" o "ir a un restaurante a comer enfrente de alguien sin barbijo".

"Nada de eso ha producido un aumento de casos y lo mismo decimos de salir a caminar sin tapabocas. No existe riesgo epidemiológico y lo hemos transmitido de una forma muy clara", señaló la titular de la cartera de Salud.

Del mismo modo, la ministra aclaró que "para todas las demás actividades" incluidas las que son al aire libre con otras personas, y "mucho más" en ámbitos cerrados, seguirá rigiendo la obligatoriedad del uso de tapabocas.

De todas formas, hizo la salvedad de que la medida es de tono general, y que cada gobernador sigue teniendo la potestad de generar sus propias normativas.

"Le pido a todos comunicar con la menor conflictividad posible, porque en el medio hay gente que se angustia o se preocupa. También decimos que deja de ser obligatorio, el que quiere lo pude seguir usando sin problemas. Tenemos que dar vuelta la página porque estamos diciendo todos lo mismo", concluyó Vizzotti durante su visita a Tierra del Fuego.

Qué pasa con el barbijo no obligatorio en CABA

Con sus nuevas declaraciones, Vizzotti volvió a insistir en su postura y rechazó así cuestionamientos al timing de la medida que llegaron desde CABA.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, adelantó el martes que CABA no adherirá por el momento a la medida de Nación.

Al contrario, afirmó que avanzarán con el barbijo no obligatorio al aire libre una vez que el 70% de la población porteña se encuentre vacunada con dos dosis. Actualmente, ese número es del 60%.

Aun así, Quirós consideró que "el sentido de las medidas de Nación es el correcto". "Lo que está haciendo el Gobierno nacional es guiar un conjunto de pautas posibles y transferirle a las provincias y cada una de ellas decide cuáles toma y cuáles no. Me parece que a veces se intenta buscar una grieta donde en realidad no es tal", señaló.

¿Se puede salir sin barbijo?

Aunque en un primer momento se dio a entender que la no obligatoriedad del barbijo en espacios al aire libre entraba de inmediato en vigencia con su anuncio el martes pasado, finalmente el Gobierno aclaró que comenzará a regir desde el próximo 1 de octubre.

De todos modos, como dijo la propia Vizzotti, la decisión final corre por cuenta de cada gobernador. En la Ciudad de Buenos Aires, el gobierno porteño aclaró que por el momento no adherirá a la medida.

En cualquier caso, el Gobierno nacional determinó la no obligatoriedad del uso de barbijo solo para espacios al aire libre y sin aglomeraciones. En espacios cerrados debe seguir utilizándose.