La ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, se reunieron hoy con la Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Mary Kay Carlsson, para "destrabar" la negociación por vacunas de AstraZeneca.

El encuentro que se desarrolló en Casa Rosada para "fortalecer la cooperación conjunta" en materia de desarrollo científico y tecnológico en el marco de la pandemia de COVID-19, según señalaron fuentes oficiales, se produjo luego de que el fiscal federal Guillermo Marijuan citara a declarar como testigo a la ministra de Salud en el marco de la investigación por la supuesta malversación de caudales públicos, a través del contrato que el Gobierno nacional firmó con el laboratorio anglo-sueco AstraZeneca para la provisión de vacunas.

Luego de la reunión que Vizzotti tuvo este miércoles con el presidente de la filial argentina de AstraZeneca, Agustín Lamas, el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, precisó que la Argentina tiene "un gran problema que se llama AstraZeneca", y agregó que una de las cuestiones es la "falta de información" desde laboratorio, por los contratos de confidencialidad.

Según indicó Presidencia en un comunicado, las funcionarias repasaron "las acciones de trabajo que lleva adelante el gobierno argentino para sostener el apoyo" de Estados Unidos en "la respuesta a esta situación crítica mundial y nacional".

Además, detallaron que durante el encuentro "se abordaron temas como el acceso a medicamentos, oxígeno medicinal y vacunas".

De esta manera dieron seguimiento a la agenda iniciada por el Presidente Alberto Fernández a mediados de abril, cuando se reunió de manera virtual con el director senior para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno de Estados Unidos, Juan González.