Los adultos mayores constituyen la población de riesgo más crítica en medio de la pandemia de coronavirus y la indicación de permanecer en sus casas es aún más estricta para ellos. Pero el aislamiento total, tras casi un mes de cuarentena obligatoria, puede llevar a este sector de la población en especial a sentimientos de angustia y soledad y es importante tomar medidas "respetando sus derechos".

Así lo consideró la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, al analizar el inicio de una nueva etapa administrada del aislamiento. "Algunos están preocupados por la economía, nosotros por el impacto del aislamiento y la soledad durante tanto tiempo porque también es malo para la salud", lanzó en diálogo con BAE Negocios.

"Pensar estrategias de acompañamiento en este sentido es importante y hay que hacerlo con sensibilidad, respetando los derechos humanos de los adultos mayores. Respetando sus particularidades, sus hábitos ahora cambiados. Desde el área de gereontologia pensamos como hacer para combatir el impacto negativo del aislamiento y la sociedad", indicó.

Al inicio de la cuarentena el organismo lanzó el programa de voluntariado telefónico "Comunidad PAMI" dirigido a jóvenes que quisieran ayudar a crear un vínculo con las personas mayores sin acompañamiento. Los voluntarios también asisten a los afiliados en la realización de trámites ya que las 650 oficinas del organismo están cerradas y los 30 mil gestiones diarias se efectúan de forma online y por teléfono. 

Otro de los focos más sensibles del aislamiento son las residencias geriátricas. PAMI cuenta con cinco establecimientos propios y 560 residencias prestadoras que albergan a 22 mil jubilados. "Antes de la cuarentena ya cerramos geriátricos y restringimos visitas. Pero el coronavirus es un enemigo invisible que muchas veces entra hasta desde el personal de la salud por lo que estamos todo el tiempo afinando protocolos muy estrictos, muy diferentes a los dirigidos a los adultos en sus casas", advirtió Volnovich.

La funcionaria destacó también que los jubilados son considerados "población de privilegio" para la entidad y diferenció necesidades por grupos de edad: "Dentro de nuestra población tenemos diferentes tipos de vulnerabilidades, no es lo mismo la asistencia para una persona joven de 65 años jubilada que una persona de 85 años que necesita otra asistencia".

"Más allá de la pandemia a los jubilados les siguen pasando cosas y por eso pedimos ayuda a los familiares de nuestros afiliados", agregó.

Sobre la campaña de vacunación contra la gripe para grupos de riesgo, adelantada este año al menos 15 días en el contexto de la emergencia sanitaria, explicó que la decisión se tomó "para poder espaciar" la campaña y atender la demanda en crecimiento.

"Lo importante es que PAMI vacuna junto a otras entidades y jurisdicciones, como provincias y municipios. Las nuestras se administran en las farmacias. La gente tiene que tener tranquilidad. Recomendamos llamar a la farmacia más cercana para averiguar si hay vacunas, si hay faltantes avisarnos por redes sociales y esperar al turno de vacunación según la terminación de DNI", reforzó.

Esta semana el organismo envió un refuerzo de 500.000 vacunas contra la gripe principalmente a las farmacias de Capital Federal y el Conurbano bonaerense, los focos de transmisión de coronavirus más concentrados. Si bien la vacuna no protege contra el Covid-19, las personas mayores de 65 años y los grupos de riesgo deben aplicársela para disminuir las complicaciones vinculadas al virus de la influenza que predomina en la época invernal y más aún en la actual situación epidemiológica.

Para esta segunda etapa de la cuarentena obligatoria, PAMI planea continuar instalando áreas exclusivas de tratamiento del Covid-19 como la ya instalada en el Hospital Houssay de Mar del Plata.

Más notas de

Eugenia Muzio

Cáncer de mama: por qué la desigualdad de género dificulta los tratamientos

"Muchas mujeres no quieren realizar los tratamientos por el miedo a perder el pelo", advirtieron desde Bridge The Gap

A un año de la cuarentena, urgen medidas de inclusión laboral LGBTIQ+

Se estima que nueve de cada diez personas travestis y trans no tienen un empleo formal

A un año de la cuarentena: el costo para las mujeres y el desafío de la dualidad

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) fue paliativo en plena cuarentena por coronavirus pero no es suficiente

Género e inclusión: con la experiencia del IFE, el BCRA prepara proyectos de educación financiera

"La violencia es un mecanismo para que las mujeres sigan segregadas en determinados puestos laborales", explicó Celeste Perosino de cara al 8M, Día Internacional de la Mujer

Sin el IFE y sin nuevos ingresos, las mujeres se endeudan más

La bancarización llega a manos de las mujeres y las personas trans y travestis principalmente “por cobro de AUH, IFE y/o Potenciar Trabajo”

Cupo laboral travesti trans: "Queremos un Estado que promueva la diversidad"

La expectativa de vida promedio de una persona trans es de 40 años

El día a día de un refugio para mujeres en situación de violencia y las trabas para el acceso a una vivienda segura

En el 95% de los casos las mujeres que van a los refugios son las que están en extrema situación de vulnerabilidad económica y social"

El Estado llega tarde dos veces: qué hizo el Gobierno de Alberto Fernández con los hogares para mujeres que abandonó Macri

La gestión de Cambiemos dejó tres refugios sin terminar. El Gobierno de Fernández avanzó con la construcción de uno, cambió el proyecto de otro y olvidó el tercero

Empleadas domésticas: del maltrato a la discriminación económica

Sólo la mitad de las empleadas domésticas logró cobrar el IFE

Piso pegajoso y techo de cristal, glosario de género que explica la situación de las mujeres en las empresas

Piso pegajoso y techo de cristal, las mujeres en las empresas