Con la partida de un tren desde Buenos Aires hacia Mar del Plata se rehabilitaron este lunes los trenes de larga distancia, que estaban interrumpidos desde el 19 de marzo, cuando comenzaron las restricciones debido a la pandemia del coronavirus (Covid-19).

La formación partió desde la estación Constitución puntualmente a las 15:30 con poco menos de 300 pasajeros, todos ellos bajo la condición de esenciales y exceptuados, teniendo previsto su arribo a Mar del Plata a las 21 aproximadamente.

La capacidad de la formación es de 560 pasajeros en total. Sin embargo, para mantener el distanciamiento solo se permite vender el 66% de la capacidad del pasaje, es decir unas 365 personas, aunque el servicio no llegó finalmente a vender esa cantidad.

"Es una alegría enorme, estamos disfrutando este momento, ya que desde el 19 de marzo que no teníamos servicio de larga distancia y hoy estamos acompañando la salida del tren hacia Mar del Plata", sostuvo el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci.

Marinucci comentó, además, que para más tarde estaba prevista "la salida del primer tren a Junín y a las 20 a San Nicolás, un servicio que desde el 1 de diciembre continuará hasta Rosario", aludiendo que desde esa fecha, también "podrán viajar los turistas, con el certificado de turismo o viaje, que oportunamente será comunicado".

El servicio entre Buenos Aires y Mar del Plata será diario en esta primera etapa, al igual que el de San Nicolás, en tanto que el de Junín operará dos veces por semana.

El tren a Mar del Plata partirá a las 15:29 desde Constitución y se detendrá en todas las localidades intermedias -a excepción de Chascomús-; en tanto, su retorno será desde la ciudad balnearia a las 23.44 y el costo del pasaje sigue siendo de 660 para primera y 795 para pullman.

La vuelta de los trenes de larga distancia había sido anunciada por el ministro de Transporte, Mario Meoni, hace diez días, cuando anticipó que el retorno se daría este lunes 23 de noviembre.

Maranucci explicó que dentro de las medidas de seguridad adoptadas para el viaje seguro figura el cierre al público del coche comedor.

"Los pasajeros van a tener que consumir sus propios alimentos y bebidas, ya que lo hemos transformado en un coche de aislamiento preventivo, para que, si en las más de 5 horas de viaje se presenta algún pasajero con síntoma compatible con Covid, se lo pueda aislar en ese coche para que no siga en contacto con el resto de los pasajeros".

También detalló que "una vez en el destino nos ponemos en contacto con la unidad sanitaria del lugar y se sigue el protocolo para evaluar si efectivamente se trató del virus o de otro síntoma".

"El transporte ferroviario es un servicio imprescindible para los pasajeros y pasajeras ya que permite cubrir grandes distancias a un costo accesible, y junto al gobierno nacional seguiremos trabajando arduamente para que el tren vuelva a cumplir el rol social que tenía", señaló Marinucci.

Cómo es el protocolo para el funcionamiento de los trenes de larga distancia

  • Los lugares en venta no podrán superar el 66% de la capacidad, para garantizar el distanciamiento.
  • Será obligatorio utilizar tapabocas en todo momento, no sólo en las estaciones sino también sobre la formación.
  • No funcionará el servicio del vagón comedor, debido a que estará destinado a aislar algún pasajero si presenta síntomas sospechosos de Covid durante el viaje. Los pasajeros deberán llevar sus propios alimentos y bebidas.
  • La venta de pasajes está disponible a través de la página https://webventas.sofse.gob.ar/, exceptuando a las personas jubiladas y discapacitadas que deberán hacerlo en las boleterías.
  • Durante la primera etapa estarán a la venta los pasajes para los viajes que se realicen durante noviembre y la primera quincena de diciembre, únicamente.
  • Por el momento, solo pueden viajar trabajadores esenciales o exceptuados, quienes para poder viajar deberán contar con el Certificado Único habilitante para circular.
  • Sin embargo, una vez que cada provincia habilite la temporada turística en su territorio (algún día entre el 1 de diciembre y el 1 de enero), se permitirán los viajes en tren por motivos turísticos. Lo mismo sucederá con los viajes en micro y avión.