El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ( CABA) recusó este miércoles al juez Roberto Gallardo y reclamó que haya un magistrado "imparcial" para dirimir el planteo docente sobre el regreso presencial a las aulas.

La medida fue accionada por la Procuración de la Ciudad, confirmó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel a la agencia NA.

"Es muy importante que haya un juez imparcial", subrayó el ministro porteño, quien además destacó que el Gobierno local "está a disposición de la Justicia".

"Si hay algo en que todos estamos de acuerdo es que los chicos tienen que volver a las aulas", agregó Miguel.

En la misma línea, la ministra de Educación Soledad Acuña ratificó el cronograma de clases presenciales con su fecha de inicio el próximo miércoles 17 de febrero. "No hay ninguna razón para suspender las clases, el 17 los chicos van a estar en las aulas”, insistió la funcionaria en diálogo con Infobae. 

Soledad Acuña ratificó el inicio de clases presenciales el próximo miércoles 17 de febrero

El juez Roberto Gallardo convocó a Acuña, y al ministro de Salud, Fernán Quirós, a una audiencia judicial para que den detalles sobre cómo piensan implementar el comienzo de clases presenciales, medida que la funcionaria rechazó al sostener que "no hay ninguna razón jurídica para suspenderlas".

"No hay ninguna razón jurídica para suspender la presencialidad. Sí sabemos el daño enorme que se les puede producir a los chicos si no hay escuela. Realmente no sabemos cuáles serían los motivos para avanzar con una suspensión de clases. Así como nos han pedido información los sindicatos y legisladores de distintos bloques, estamos muy tranquilos con el proceso que hemos realizado y estamos convencidos de que el 17 vamos a estar con los chicos en las aulas", amplió la titular de la cartera educativa porteña.