La Comisión de Acuerdos del Senado suspendió la reunión prevista para ayer, en la que se iba a tratar el nombramiento de Inés Weinberg de Roca como procuradora general de la Nación, por lo que se demora el proceso de discusión del pliego. Pese a la demora en el debate, el ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno "es optimista" en que la jurista vaya a asumir en el cargo.

La demora se debe a la resistencia a votar el pliego de la candidata de Mauricio Macri a jefa de los fiscales que se extiende a lo ancho del arco opositor y principalmente en Bloque Justicialista. Cambiemos cuenta con 25 senadores y necesita 48 votos para aprobar el nombramiento de la jueza porteña como procuradora general, pero las dificultades para conseguirlos dejaron la negociación en un punto muerto.

El 31 de julio pasado Weinberg de Roca defendió su pliego en audiencia pública y respondió preguntas de los senadores sin pasar más sobresaltos que las preguntas del kirchnerismo sobre las impugnaciones presentadas por agrupaciones de derechos humanos, que le ven bajo compromiso en la materia.

Por su parte, Garavano aseguró que el Gobierno "es optimista" en el proceso para que el Senado avale la postulación de la jurista y recordó que "no ha recibido impugnaciones serias".

En declaraciones a radio Continental, el funcionario subrayó que "es un proceso complejo", ya que destacó que en el Senado "la mayoría la cuenta la oposición". "Esperamos llegar a un acuerdo para que sea elegida procuradora", agregó el ministro de Justicia.