El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, advirtió que "se vienen cuatro semanas complicadas, por lo que hacemos un llamado a la reflexión para entender que hay que cuidarse, mantener la distancia social, usar el tapabocas y los elementos de higiene".

El intendente hizo estas declaraciones después de recibir el equipamiento sanitario para el Hospital Modular de Emergencias que se construyó Hurlingham, en el noroeste del conurbano bonaerense.

"Este es el momento donde tenemos que hacer valer esa cuarentena que nos sirvió como vacuna contra el coronavirus, que sirvió para que los vecinos se quedaran en sus casas, no se contagiaran", remarcó Zabaleta.

El hospital modular de ese distrito es uno de los doce centros de salud que construyó el gobierno nacional con el objetivo de ampliar la red de emergencia para atender la pandemia. "En total, cuenta con 76 camas, 52 de internación crítica con oxígeno y 24 de terapia intensiva de alta complejidad con respirador", dijo Zabaleta.