El intendente de Hurlingham, Juan Horacio "Juanchi" Zabaleta ocupará el cargo al frente del Ministerio de Desarrollo Social, ya el actual ministro, Daniel Arroyo, renunció tras haberse postulado como precandidato en la lista de diputados nacionales por el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. 

Fuentes oficiales confirmaron a BAE Negocios que la decisión ya está tomada y se anunciará en las próximas horas. Zabaleta era el preferido de Alberto Fernández, ya que no cuenta con un perfil marcadamente kirchnerista como sí lo tienen Martín Soria y Jorge Ferraresi, quienes reemplazaron a Marcela Losardo y María Eugenia Bielsa en el Gabinete de ministros.

De hecho, Zabaleta se había enfrentado a La Cámpora en Hurlingham y estaba decidido a impedir su desembarco en 2023, ya que el funcionario no podía volver a presentarse como intendente. Entre las opciones también se barajaba el nombre de Andrés Larroque, actual ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, pero finalmente no pegará el salto a Nación. 

 

En diálogo con el canal de televisión C5N, Fernández dijo que tomó la decisión de que "todos los que son candidatos deben dejar sus cargos" y agregó que se trata de "una regla ética" que prefiere "preservar". En esta línea, lamentó: "la pérdida de Daniel Arroyo, Agustín Rossi, Enrique Cresto, Martín Gill y Vicky Tolosa Paz es muy grande", pero insistió que fue "la regla que impuso" de cara a las próximas elecciones legislativas. 

Acerca de posibles reemplazantes para esos funcionarios que sean candidatos, especialmente ministros nacionales, sostuvo que tiene en mente sus nombres, pero se excusó de adelantarlos hasta que se concreten las dimisiones.

Elecciones 2021

Por otra parte, exhortó a los aspirantes a cargos legislativos del Frente de Todos a expresar en campaña la "voluntad de encarar el futuro con mucho vigor y fuerza", a la vez que destacó que fue "muy importante" la forma en la que la alianza gobernante pudo "acordar los cierres de listas".

El mandatario advirtió, además, que "algunos quieren inyectar en la cabeza de la gente que Argentina es un país invivible", cuando lo que resulta "invivible", dijo, es "leer los medios o escuchar muchas veces las cosas que se dicen" en esos espacios.

Sobre ese punto, Fernández repudió "cómo se tergiversa y cómo se genera desaliento en la gente". "Eso es lo que a uno le arruina la vida, porque la Argentina la pelea todos los días", subrayó.

Sobre el cierre de listas del FdT para las elecciones, Fernández abundó: "Nadie impuso nada. Detesto la idea de ganadores y perdedores, nos pusimos de acuerdo y ganamos todos".

Para el mandatario, los postulantes del oficialismo para las elecciones legislativas primarias PASO de septiembre y las generales de noviembre tienen que expresar el mensaje de que el Gobierno "hizo todo lo necesario para que a ningún argentino le haya faltado la atención que requirió durante la pandemia". "Tenemos la tranquilidad de que hicimos todo para que a nadie le falte atención sanitaria", reiteró.