El exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini negó ayer ante la Justicia la acusación en su contra por presunto encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA y sostuvo que no intervino en la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

Zannini se presentó a las 11 en los tribunales de Comodoro Py convocado por el juez federal Claudio Bonadio, por encontrarse entre los imputados por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman como parte de una trama de encubrimiento de los iraníes acusados por el ataque a la mutual judía.

Una vez en el Juzgado, el exfuncionario pidió revisar los 40 cuerpos, de más de 200 fojas cada uno, que tiene la causa, en la que para el jueves está citada como imputada la ex presidenta Cristina Fernández. Luego, aceptó las preguntas de la Fiscalía y el Juzgado y, en ese marco, dijo que no intervino en ninguna etapa de la firma del Memorándum.

Además, sostuvo que no hubo un cambio de la política adoptada por el kirchnerismo sobre el tema, tal cual acusó el fiscal federal Gerardo Pollicita al pedir las indagatorias.

Zannini sostuvo también que siempre estuvo del lado de las víctimas del atentado a la AMIA, a tal punto de apoyar que fueran indemnizadas, y afirmó que no conocía a los funcionarios iraníes sobre los cuales pesa el pedido de captura internacional.