La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) mostró gran preocupación por el futuro de las pequeñas y medianas empresas que están afrontando una situación económica difícil por el parate en las ventas y producción causado por la cuarentena obligatoria. Piden medidas económicas que las protejan para poder afrontar los gastos de alquiler, impuestos y sueldos de marzo.

En este punto, Sandra Rey (CGERA Ituzaingó) reafirmó que “la gran mayoría de nuestros asociados de corto giro comercial no podrá afrontar el pago de los sueldos, alquileres y otros gastos”.

Se alertó que, en este contexto tan frágil para la economía de las micro, pequeñas y medianas empresas, “miles de puestos de trabajo ya están en serio riesgo de desaparecer, una gran cantidad de comercios no tienen resto para continuar con las persianas bajas por mucho tiempo más” Por eso, proponen la “ampliación del giro en descubierto para todas las empresas y monotributistas hasta el final de la emergencia sanitaria y económica a fin de que los bancos cubran la totalidad de los cheques emitidos antes del inicio de la cuarenta nacional, permitiendo mantener la cadena de pagos y evitando el quiebre de las pequeñas unidades económicas, sostenido también a tasa 0% durante ese período de emergencia”.