Posicionar una PyMe suele ser el anhelo de muchos emprendedores y dueños. Aparecer entre los primeros resultados de Google para una palabra clave puede ser el punto culmine de una serie de esfuerzos relacionados al posicionamiento orgánico. Y para ello, tenemos algunos tips fundamentales para que posicionar en Google sea una posibilidad no tan lejana.

Sin visibilidad, no tenés opciones

El hecho de que un sitio empiece a rankear bien alto para las palabras claves más importantes dentro de su sector es un imán de tráfico, potenciales clientes y leads inesperados. En el preciso momento en el que tu sitio empieza a generar impresiones estarás más cerca de captar a esos clientes que realmente necesitan tu producto o servicio.

Si estás buscando mayor visibilidad y atraer tráfico genuino a tu sitio web, el SEO es la respuesta perfecta para cumplir con estas premisas. Se trata de una disciplina dentro del marketing digital que se encarga de seducir y enamorar al algoritmo de los buscadores más importantes del mundo como Google, Bing o Yandex a partir de diferentes estrategias como el SEO ON Page y SEO OFF page guiado por el Link building en Argentina.

Además, todo el tráfico que estarás generando no dependerá de la cantidad de dinero que estés dispuesto a invertir para pujar por las palabras claves más relevantes, como sí ocurre en las campañas pagas (SEM).

Por otra parte, los resultados SEO en líneas generales se mantienen a largo plazo algo que no resulta menor en comparación a las campañas PPC (pago por click) que dejan de mostrarse en cuanto se frena la inversión.

¿Por dónde empiezo?

Si tenés nula experiencia en factores de posicionamiento orgánico, lo ideal es que te asesores antes de “meter mano” en tu sitio web. Una estrategia SEO Mal aplicada es tan perjudicial para un sitio como aquella estrategia que nunca se aplicó. Ocurre que los algoritmos son extremadamente sensibles a determinados cambios y el primer reflejo de quienes están aprendiendo es minar de palabras claves el contenido. Grave error. Sobran las razones para dejar estas cuestiones en manos de especialistas.

La importancia de los backlinks

Contratar una agencia de Link Building es una de las mejores opciones a la hora de querer posicionar tu sitio web en Google. De hecho, las estadísticas dentro del sector SEO así lo reflejan.

Por ejemplo, MOZ, una de las compañías más relevantes dentro del posicionamiento orgánico dio a conocer un estudio en el que el 99.2% de los sitios web mejor posicionados tienen como mínimo un backlink que los enlaza. Estos backlinks o enlaces de retroceso, o enlaces a secas, corresponden a sitios de terceros que colocan una URL de tu sitio web como referencia dentro del contenido. Esta citación transfiere autoridad y te cataloga como relevante para un sector determinado del mercado.

Sin embargo, no se trata de generar enlaces por cualquier lado. Esto también puede ser perjudicial ya que estarás muy cerca de rozar con el spam al querer manipular al algoritmo con un crecimiento anormal de enlaces. No es muy normal que digamos tener 400 enlaces nuevos de un día para el otro. Una vez más, queda claro que lo mejor es evitar riesgos e invertir en una agencia de Linkbuilding.

¿Y el contenido?

Al igual que los buenos enlaces, el buen contenido es otro de los factores más importantes para ganarse un lugar en los primeros puestos de los buscadores. Tu contenido tiene que ser novedoso, útil y relevante. Claro está que generar piezas de calidad requiere tiempo, ideas frescas y contenido de valor que se genera a partir de textos que sumerjan al lector en la historia que tenés para contar.

Generá infografías, fotos de calidad que no existan en Internet, listas y guías lo más detalladas posible para resolver un problema. De esta manera, te estarás acercando a lo que hoy por hoy buscan los usuarios. Google se transformó en un repositorio de dudas, preguntas y cuestionamientos. Por eso, no existe nada mejor que responder a la intención de búsqueda del usuario.

¿Textos largos o cortos?

El presente del SEO marca que los contenidos en formato largo que superan las 1000 o 1500 palabras generan un 77% más de enlaces, según detalló Backlinko en uno de sus análisis. Asimismo, los textos largos tienen hasta 3 veces más posibilidades de rankear en los primeros puestos, siempre y cuando respondan a la intención de búsqueda y no sean contenido del tipo copypaste.

Nunca, pero nunca copies y pegues contenido de tu competencia en tu sitio web, ya que Google te penalizará por contenido duplicado. Podés nutrirte, generar ideas de contenido y tomar como referencia a un sitio web de tu competencia al que querés superar, pero jamás copies su contenido.

Auditá tu sitio web

Sin diagnósticos es imposible resolver problemas. Por esa razón, podés apelar a las diferentes herramientas gratuitas para SEO que te permitirán detectar inconvenientes dentro de tu sitio web como contenido duplicado, canibalizaciones, errores 404, mal rendimiento, entre muchos otros errores frecuentes.

Por ejemplo, si querés analizar la arquitectura web, el estado de cada una de tus URL y las metaetiquetas SEO más importantes podés descargar Screaming Frog que te permitirá analizar hasta 500 url de manera gratuita. Otra herramienta recomendable es SEOquake: analizá rápidamente los factores más importantes del SEO ON Page de tu sitio web, directamente desde el navegador.

Analizar resultados

Si ya tenés experiencia o nociones básicas de SEO, agregá tu sitio web a Google Search Console y a Google Analytics. Estas dos herramientas de medición te permitirán tomar dimensión real de los cambios que hiciste en tu sitio web a partir de métricas como impresiones, cantidad de clicks y posición media, como así también mediciones en base al rendimiento de tu sitio web. Detectá falencias, explotá oportunidades y compará los resultados entre dos estrategias diferentes.

La práctica hace al maestro. Y el SEO no es la excepción, aunque claro está el desafío más grande es adaptarse constantemente y saber responder a un algoritmo en continua mutación.