El Gobierno destinará un total de $850.000 millones de pesos que representan el 3% del Producto Bruto del país en las diferentes medidas que se adoptaron en las últimas semanas en busca de mantener el empleo y evitar el cierre de empresas como producto de la pandemia de coronavirus y el aislamiento y cuarentena.

Así lo señaló el ministro de Desarrollo Social, Matías Kulfas, durante una conferencia junto con titular de la cartera laboral, Claudio Moroni, en la Casa Rosada, para explicar los detalles de las últimas medidas adoptadas

Como parte del plan de ayuda para empresas afectadas lanzado desde el Gobierno por el parate económico que provocó la cuarentena, el Estado pagará al menos la mitad del salario de abril de "ocho de cada diez" trabajadores del sector privado, según estimó Kulfas.

Entre las novedades conocidas el domingo a la noche se incluye el pago del 50% de los salarios en las empresas que se anotaron en el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y créditos a tasa cero para monotributistas por un monto tope de 150.000 pesos.

Esto se dará en el marco de la ampliación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que el Gobierno oficializó hoy a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia publicado en el Boletín Oficial.

De esta forma, el Estado cubrirá el 50% del salario de cada uno de los trabajadores de las empresas insciptas que cumplan los requisitos, con un monto mínimo de un Salario Mínimo Vital y Móvil (16.875 pesos) y con un máximo de dos salarios mínimos (33.750 pesos).

Según contó Kulfas, "dos de cada tres empresas del sector privado se inscribieron en el programa", que está orientado a "todas las empresas afectadas por la pandemia de coronavirus", indicó en declaraciones radiales esta mañana.

"Si una empresa le paga a un empleado 30.000 pesos de bolsillo, la Anses le va a depositar 16.800. Si el trabajador gana 50.000, le va a depositar 25.000 y si cobra 80.000, no se le va a depositar la mitad, sino el máximo, 33.750", explicó el funcionario.

Unas 420 mil empresas se habían inscripto en el Programa de Asistencia hasta fines de la semana pasada. Kulfas subrayó que, a partir de ahora, "con un relevamiento de la información que presentaron sobre caída de ventas, se va a definir de manera concreta cuáles califican dentro de los requisitos".

Luego, "a las que califiquen, se les va a informar que están incorporadas y a principios de mayo se le van a acreditar los salarios", añadió.

"Ya no hay tanta diferencia si la empresa es chica, mediana o grande, aunque para las empresas Pymes va a ser más grande el botín porque los salarios son más bajos", resaltó el ministro. "La preocupación en el corto plazo es sostener el empleo", sostuvo.

Por último, Kulfas comentó que "la demanda hoy está deprimida y los procesos inflacionarios en la Argentina se dan en general por inflación de costos y por la fuerte volatilidad en el tipo de cambio, cosa que no está ocurriendo".