La pandemia desatada por el Covid-19 generó un escenario de fuerte incertidumbre en el comercio mundial aunque muchas empresas comenzaron con la tarea de reconstruir la industrialización perdida y con propuestas para reperfilar las exportaciones. Desde eliminación de las retenciones a las exportaciones manufactureras hasta el financiamiento de tecnología de punta para refundar la actividad fabril pasan las medidas que los líderes empresarios pusieron arriba de la mesa del futuro.

Industriales y especialistas en comercio exterior consultados por BAE Negocios plantearon un escenario de ruptura en la forma de intercambiar bienes a partir del crack del coronavirus. Con la imagen de la Europa de posguerra, los empresarios comenzaron a plantear un vínculo con el mundo sostenido en las prácticas de fabricación, lo que impulsará una nueva etapa tecnológica, un cuidado ante la competencia desleal, y una potenciación del sector alimentos e insumos médicos con valor agregado.

La pandemia desatada por el Covid-19 generó un escenario de fuerte incertidumbre en el comercio mundial aunque muchas empresas comenzaron con la tarea de reconstruir la industrialización perdida y con propuestas para reperfilar las exportaciones. Desde eliminación de las retenciones a las exportaciones manufactureras hasta el financiamiento de tecnología de punta para refundar la actividad fabril pasan las medidas que los líderes empresarios pusieron arriba de la mesa del futuro.

Industriales y especialistas en comercio exterior consultados por BAE Negocios plantearon un escenario de ruptura en la forma de intercambiar bienes a partir del crack del coronavirus. Con la imagen de la Europa de posguerra, los empresarios comenzaron a plantear un vínculo con el mundo sostenido en las prácticas de fabricación, lo que impulsará una nueva etapa tecnológica, un cuidado ante la competencia desleal, y una potenciación del sector alimentos e insumos médicos con valor agregado.

El director de la consultora Unexar -dedicada al Comercio Exterior y los Negocios Internacionales-, Jorge Berciano, sostuvo que ante una a crisis sanitaria sin precedentes “hay incertidumbre en torno a sus repercusiones económicas concretas” aunque advirtió que ya “la Organización Mundial del Comercio ( OMC) estima una disminución para el año 2020 del 23%, en promedio”.

“Mientras que para el próximo año 2021, estimando hoy esta pandemia en modo ‘optimista’ como una conmoción temporal y puntual, la recuperación será de dos dígitos, alrededor del 20%”, afirmó Berciano. Esta foto muestra un cambio en el ritmo de los intercambios comerciales del mundo. Un antes y un después aunque aún resta definir ganadores y perdedores.

La crisis en el Mercosur mostró diferentes modelos

Según el presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, ya se ven las consecuencias, por caso, en el funcionamiento del Mercosur. “Lo vimos con Brasil. Tenemos una relación histórica, y ellos estos últimos años han tenido una agenda más liberal, que propuso una situación complicada mediante un acuerdo con Corea del Sur. Entonces, tenemos que actuar con el Mercosur, pero no sólo a través del Mercosur y pensando el cómo”, afirmó.

Y fue tajante en el término: “la normalidad que teníamos está terminada”. “Yo tengo más de 60 años y conocíamos una normalidad, que no va a estar más. Después de esta crisis va a haber otras normas. En Estados Unidos, más del 20% de la fabricación de medicamentos que consume, por ejemplo, está concentrada en Asia. ¿Ustedes creen que seguirá siendo así? Creo que será como al final de la Segunda Guerra, cuando Europa se dio cuenta que no podía seguir dependiendo de otros para proveerse de alimentos”, analizó.

En línea, Rodríguez -referente pyme dentro de la UIA- coincidió en que “una de las consecuencias de esta situación será la activación en cada país de insumos básicos para que las próximas pandemias” para evitar que se reitere el escenario de desabastecimiento.

Por eso, para uno de los dueños de la empresa de pinturas Sinteplast, “la Argentina es una oportunidad también porque va a tener que desarrollar, mantener e incentivar toda la industrialización de estos temas, y también una modernización de las industrias para que podamos ser competitivas”.

Rodríguez, acostumbrado a exportar pinturas e importar insumos que no se fabrican en el país, alertó la “tentación de cerrarse al mundo” al sentenciar: “es pan para hoy y hambre para mañana”. “Nosotros tenemos que generar una industria competitiva, abierta y tecnológicamente adecuada a la modernización mundial. Abrirnos a la tecnología de punta y proteger nuestra producción con esos avances. No nos equivoquemos, que cerrarnos no signifique que nos atrasemos tecnológicamente porque se va a pagar muy caro dentro de unos años”, aseguró.

Acevedo fue conceptual al respecto. Habló del “potencial” que tiene el país en la producción de alimentos y medicamentos, pero destacó que la clave está en el “nivel de sociedad y de capacidad industrial importante, que no se logra de un día para el otro”.

“Los países africanos van a necesitar generaciones para llegar al nivel educativo que tiene nuestro país. Otros vecinos de Sudamérica también están más atrás en esa carrera. Por eso yo creo que las estrategias de globalización que existían hasta acá, estarán en crisis. Vendrá una etapa de autosuficiencia, de invertir, producir, crear empleo, desarrollarse. El Estado puede guiar ese proceso. Y tendrá que hacerlo de manera eficiente y mirando a la producción. Esta puede ser una gran oportunidad para repensar nuestro esquema productivo”, afirmó el líder industrial.

Las claves: Cuidar y promover El director ejecutivo de la UIA y economista referente de los industriales, Diego Coatz, destacó la importancia de pensar en los intercambios comerciales a pesar de las complicaciones que se pronostican. En diálogo con este diario, dijo que las “claves” del futuro deberán basarse en “políticas muy agresivas y muy articuladas en la promoción del comercio exterior, tanto en el cuidado del sector productivo ante la competencia desleal, y sobre todo en el desarrollo de exportaciones con valor agregado”.

Coatz coincidió con Acevedo en la importancia de “consolidar el sector de alimentos y de servicios de salud, de farmacia y equipamiento médico, en donde Argentina es líder muy fuerte en América latina a partir de políticas específicas que permita capacidad de exportación”, y puso como ejemplo de ese camino los programas en marcha, como el Fondep.

El director ejecutivo de la UIA dejó claro una postura de los industriales, que era un reclamo antes y que hoy parece ser más una verdad irrebatible: las retenciones a los productos industriales y la quita de reintegros a las exportaciones son parte de un mundo impositivo que se derrumbó con el coronavirus.

“Es fundamental los mantener mercados de los productos industriales con valor agregado frente a la devaluación del real, los problemas en México, el achicamiento del comercio internacional, lo que obliga a repensar las condiciones de exportación porque no tiene sentido tener hoy retenciones para el sector industrial con este tipo de cambio, una nueva política de reintegros y la implementación de créditos más fuertes para promocionar las exportaciones. Es clave desarrollar divisas porque nos va a garantizar salir mejor de la crisis”, argumentó.

Berciano, consultor en Comercio Exterior, ve el futuro en positivo. “Los mercados no se van a cerrar, se abrirán en forma diferente”, afirma. En su consideración, el comercio internacional “sin dudas se complejizará en el corto plazo naciendo una ‘nueva normalidad’ donde los países- mercados no se cerrarán, sino que modificarán sustancialmente la forma de ingreso a los mismos”.

“Los acuerdos comerciales, Tratados de Libre comercio (Tan cuestionados por estos días), no son malos ni buenos por sí mismos, dependen del contenido y, en lo que llamamos ‘nueva normalidad’ van a tener peso decisivo las regulaciones cualitativas (requisitos técnicos, sanitarios, etc.) por sobre los aranceles (derechos de importación)”, afirmó.

El director de Unex prevé que “el capital intangible tendrá preeminencia sobre el capital físico” y afirma que “es aquí donde Argentina tiene una nueva oportunidad de insertarse en el contexto mundial”. “Para lograrlo es necesario actuar rápida y efectivamente apoyando primordialmente a las pymes que pueden ofrecer respuestas rápidas a nuevos requerimientos, como lo están mostrando en medio de esta pandemia”.

Y como cierre, recordó que “seguramente el crecimiento de las pymes exportadoras traerá aparejado una demanda de mano de obra importante”. “Recordemos que aproximadamente el 70% de los empleos (antes de Covid-19) eran ofrecidos por pequeñas y medianas empresas”, sentenció.

El comercio con Brasil cayó 44,7%, récord desde 2009

El comercio bilateral entre Argentina y Brasil alcanzó los US$1.016 millones en abril 2020, lo que significó una baja de 44,7% interanual (cuando alcanzó US$1.836 millones), y de esta forma marcó el mayor retroceso desde febrero de 2009, informó ayer la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Este resultado se registró a causa de un descenso en las exportaciones argentinas hacia Brasil (-40,6%), así como de las importaciones provenientes del vecino país (-48,6%), que sumaron US$539 millones y US$477 millones, respectivamente, en base a datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil.

“En este sentido, el saldo comercial para Argentina arrojó un leve superávit "por segundo mes consecutivo" de US$62 millones en abril, un incremento de 31,9% en términos mensuales. No obstante, se observa una reversión en el signo respecto a abril de 2019, cuando se verificó un déficit de US$ 20millones”, detalló el informe.

La baja en las exportaciones de vehículos de carga, vehículos automotores de pasajeros, autopartes y naftas explicó la caída en las ventas argentina a Brasil en tanto que las importaciones se justificó por el descenso en vehículos automotores de pasajeros, autopartes, vehículos de carga y minerales de hierro.

Más notas de

Ariel Maciel

El Gobierno adelantó que en septiembre continúa la reactivación

El Gobierno adelantó que en septiembre continúa la reactivación

"Las medidas del BCRA apuntan a garantizar las divisas para la inversión y el crecimiento"

"Las medidas del BCRA apuntan a garantizar las divisas para la inversión y el crecimiento"

Cámaras alertan que las deudas impositivas y financieras disparará el cierre de empresas

Alertan por cierre de empresas endeudadas

Metalúrgicos destacaron la política de comercio exterior

Metalúrgicos destacaron la política de comercio exterior

Pymes creen que el control del dólar favorecerá a la inversión

Pymes creen que el control del dólar favorecerá a la inversión

La industria requirió 70% menos de ATP

Reactivación: fuerte reducción de ATP en la industria y el comercio

Katopodis apuntó contra el macrismo por no haber construido viviendas

Katopodis apuntó contra el macrismo por no haber construido viviendas

"Con el plan de obras, el objetivo es recuperar gran parte de los 150.000 empleos perdidos"

Katopodis: “La construcción puede recuperar 150.000 puestos de trabajo”

Acevedo: "Hay una brecha enorme en el dólar, a $130 es carísimo"

Acevedo: "Hay una brecha enorme en el dólar, a $130 es carísimo"

La UIA reclamó una reforma tributaria y alertó por la informalidad

La UIA aprovechó la sintonía con el Gobierno y pidió reforma tributaria