El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, presentó ayer un plan de auxilio a las pymes de la provincia de Buenos Aires, que incluye líneas de crédito del Banco Provincia, una moratoria impositiva, un régimen de regularización para deudas por infracciones laborales y asistencia para sectores agropecuarios. Se trata de "ArriBa Pymes", un programa Integral de Reactivación Productiva y que tiene por objetivo "incentivar, acompañar y potenciar el entramado productivo de la provincia", anunció el gobernador durante un acto que se realizó en La Matanza.

El anuncio lo hizo el día después de haber retrocedido en su intención de reperfilar el bono BP21 y junto a Santiago Cafiero y Matías Kulfas, dos de los ministros más influyentes en Nación, e intendentes y legisladores del peronismo provincial. Allí, dijo que si la provincia se ve impedida de crecer por sus vencimientos de deuda, no podrá "nunca" afrontar los pagos para cumplir en tiempo y forma con los acreedores.

"El punto central de la cuestión es comprender y recordar por qué estamos acá. Yo asumí hace un mes y algo y me encontré con que este año, y los siguientes hay una cantidad de vencimientos de deuda infernal", dijo el mandatario bonaerense en declaraciones al canal de televisión Telefé.

Kicillof realizó un anuncio para respaldar a un sector clave en la economía bonaerense: las pymes. Allí aseguró que en los últimos cuatro años los niveles de caída de la actividad del sector fueron propios de "una hecatombe productiva", y citó como ejemplo porcentajes de caída de 11,5% en el sector manufacturero, de 40% en textiles y de 35% en papel y cartón.

El programa contempla que ARBA instrumentará un plan de pagos que tendrá hasta 120 cuotas e importantes beneficios y quitas para las empresas. A su vez, estará disponible un programa crediticio del Banco Provincia a través de un fondeo de $15.500 millones y US$25 millones exclusivo para pymes.

Se trata de cuatro líneas de créditos destinadas a distintos sectores: capital de trabajo, de hasta $ 5 millones por beneficiario con tasa fija desde 28%; exportaciones, de hasta el 100% de la operación a financiar y un interés 4% anual; descuento de cheques, hasta el 100% del importe y con un tasa de 25% anual; y refinanciación de cartera activa, al 20% anual.