El 55% de las pymes argentinos a causa de la pandemia enfocó sus esfuerzos en optimizar sus operaciones, algo que fue más notable para las empresas medianas, en tanto que las microempresas se enfocaron en su mayoría en reinventar la forma de conectar con sus clientes (67%).

Así lo indica un sondeo realizado entre más de 300 pymes por Edelman para Microsoft Argentina, que además indica como uno de los hallazgos más relevantes al cambio en la estrategia y en el objetivo de negocio de las firmas del sector.

“A casi un año de la pandemia, vemos que la mayoría de las pymes están convencidas que transformación digital es importante para la reactivación de su empresa y quieren continuar con la adquisición e implementación de nuevas tecnologías cuando todo pase. Este es el quiebre cultural que las pymes están viviendo: pasaron de considerar la tecnología como una opción a reconocer que la digitalización, la apuesta a la innovación y la optimización de procesos son claves para la reactivación y el crecimiento. A más tecnología, más competitividad. Es decir, la tecnología hace a los negocios más resilientes fundamentalmente en las crisis. Hace unos años parecía imposible, hoy esa barrera cultural se quebró, en su lugar la innovación aparece como la inversión necesaria para ser competitivos, crecer y animarse a cambiar de verdad”, comentó Marina Hasson, directora de socios, clientes corporativos y Pymes de Microsoft Argentina.

Sobre la evolución de la transformación digital, se advierte la presencia de más tecnología, más trabajo remoto, cambios en las operaciones y nuevas formas de conectar con clientes. Muchos de los desafíos ya existían desde antes señala el informe, pero la coyuntura afectada por el coronavirus los potenció, poniendo a las pymes frente a la necesidad de responder más rápido, de reaccionar, de cambiar radicalmente, aspectos en los que tecnología tuvo un rol central, asegura el estudio, que enumera varias de las novedades:

Cambios en la tecnología: Las principales modificaciones durante la pandemia fueron el trabajo remoto, adopción de tecnologías y reinvención de la estrategia y objetivo de negocio. Con respecto a la tecnología, los cambios se centraron en la adquisición de equipos portátiles, software para videollamadas y almacenamiento en la nube.

Procesos que se aceleraron por la pandemia: La adopción de nuevas tecnologías (49%); los procesos de capacitación en nuevas habilidades (42%); la reinvención de los objetivos y estrategias de negocios (41%) y la automatización de procesos (37%). “Las pymes son una pieza clave para el desarrollo sostenible y a largo plazo del país. Todos los años, estudiamos su vínculo con la tecnología. Su uso está presente en el día a día de las pymes argentinas, y éste aumenta conforme su tamaño. Si bien queda mucho por hacer, podemos decir que gran parte de las pymes argentinas avanzaron un 70% en su proceso de transformación digital: hoy, la mayoría ya conoce y cuenta con soluciones de productividad, recursos digitalizados y en la nube y programas de visualización de datos. La oportunidad hoy está en que puedan avanzar y dar un paso más con tecnologías más sofisticadas de inteligencia artificial, automatización y analítica de datos que las ayudarían a crecer en su negocio”, explicó Sebastián Aveille, gerente comercial de Pymes de Microsoft Argentina.

La pandemia demostró que ningún negocio es 100% resiliente, sin embargo, las pymes que incorporaron tecnología digital demostraron estar mejor preparadas y ser capaces de transformarse cuando se enfrentan a cambios estructurales.

Evolución: El 88% de las pymes asegura que la pandemia digitalizó a sus empresas y el 66% se siente preparada para adoptar nuevas tecnologías. Los principales esfuerzos de las empresas medianas estuvieron en optimizar las operaciones (55%) mientras que las microempresas se enfocaron en reinventar la forma de conectar con sus clientes (67%). El 54% de las pymes considera que el teletrabajo aumenta la calidad de vida de los empleados mientras que 52% capacita a sus empleados respecto a nuevas tecnologías. “La adopción de tecnología es mayor a medida que aumenta el tamaño de las pymes. En relación a la evolución de la transformación digital notamos que la mayoría presenta avances de entre 30% y 70% de sus metas de transformación, este progreso es mayor en las empresas más grandes. Un dato no menor es que solo el 6% de las pymes no tiene ningún objetivo de transformación digital”, explicó Alba Hermo, directora de Data e Inteligencia de Edelman México y responsable de la investigación.

Desafíos: Las principales necesidades para avanzar en la transformación digital son: la capacidad para invertir en tecnología (46%) y reentrenar el talento humano existente (46%). Además, gestionar y aprovechar los datos e información para la toma de decisiones es un factor decisivo para el 42% de las pymes, particularmente entre las de mayor tamaño. El 50% de las pymes, aseguran que su principal desafío a corto y mediano plazo, es la capacidad de adaptación a la nueva realidad.

Prioridades: En el mediano plazo, el 60% de las pymes priorizará la compra o cambio de equipos portátiles, el 40% la tecnología para almacenamiento de datos y nube. El 67% de las pymes continuará con el proceso de reinvención de su objetivo y su estrategia después de la pandemia. (20)

Tecnología y reactivación económica: El 75% de las pymes considera que la adopción de nuevas tecnologías es bastante importante para la reactivación de su empresa en el corto y mediano plazo. Para esto, el 74% de las empresas continuarán con la adquisición e implementación de nuevas tecnologías después de la pandemia.

El 56% considera al teletrabajo importante para la reactivación, en especial en las empresas de más de 150 empleados (63%). El 76% cree que es importante la capacitación de nuevas habilidades para poder reactivar sus empresas. Para el 70% de las organizaciones, la reinvención del objetivo y estrategia de negocios es de importancia para la reactivación, particularmente, para las empresas de mayor tamaño.