Las Pymes buscan que los bancos financien los cheques emitidos rechazados de sus clientes a través de créditos a tasas negativas, tal como propusieron desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), en el marco de la crisis por el aislamiento social, preventivo y obligatorio a raíz de la pandemia de coronavirus.

El secretario de Industria de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME), Pedro Cascales, denunció que "el crédito de los bancos fue muy escaso", ya que "no colaboraron con la situación, incluso la agravaron porque cortaron las líneas de descubierto".

"Las Pymes negociamos y vendimos valores posdatados a los bancos durante febrero y marzo con vencimientos en fechas que coincidían con la cuarentena y sabemos que 50% de ellos, en montos, han sido rechazados por el banco emisor, lo que dejó en descubierto tanto al firmante como al poseedor de dicho valor", señaló por su parte Marcelo Fernández, presidente de Cgera.

A través de un comunicado, Fernández sostuvo que "cada entidad tiene el stock de estos rechazos de sus clientes desde el 20 de marzo al 8 de mayo y si el cliente calificaba en el momento de la operación, nos preguntamos por qué hoy no califica para créditos futuros, si el empresario no pudo cubrir por causas de fuerza mayor".

"Los bancos saben que los cheques no fueron cubiertos durante la cuarentena porque el empresario no produjo o no vendió, no porque haya hecho malas inversiones o haya fugado dinero de su emprendimiento", cuestionó el empresario, que también es titular de la Cámara de Insumos Textiles (Cafaicym).

Cascales, en tanto, afirmó que sólo alrededor de 20% de las Pymes accedieron a los créditos subsidiados: "Los bancos miraban la letra chica y se hicieron los distraídos o no sé por qué no funcionó, pero ahora va a haber una nueva etapa".

"El 95% de las Pymes perdieron dinero y los bancos han ganado y siguen ganando y es uno de los actores que más tendrían que poner el hombro en este momento", consideró el directivo de CAME en diálogo con AM 770.

Las entidades financieras, argumentó Fernández, "conocen a su cliente y si calificaba cuando un banco tomaba ese cheque, hoy debería ayudarlo a paliar esta crisis con el total o un alto porcentaje de los valores devueltos".

"Esto permitiría volver a re depositarlos y así no cortar la cadena de pagos, permitiendo que exista capital de trabajo cuando superemos la pandemia", indicó el empresario, quien considera que "hay un problema de los bancos y también de que la normativa tiene que ser más clara y contundente".

Por otro lado, a partir de hoy está disponible una nueva línea de créditos del Banco Central con tasa subsidiada al 24% para aquellas Mipymes que no tengan préstamos vigentes, y que todas las entidades están obligadas a ofrecer. Para obtenerlo, deben contar con el certificado Mipyme.