La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió que hoy prosiga la reunión del Comité de Emergencia para decidir si declara o no la emergencia internacional ante el brote de un nuevo coronavirus de Wuhan, originado en China, que hasta ahora provocó 17 muertes con 440 casos diagnosticados.

El Comité formado por 16 expertos de distintos lugares del mundo, incluidos profesionales chinos, se reunió varias horas ayer en Ginebra, Suiza -sede de la OMS- pero "al no conseguir un consenso" acordaron retomar este jueves las deliberaciones", explicó en conferencia de prensa transmitida online, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la organización.

La alerta internacional supondría la puesta en marcha de medidas preventivas a nivel global, que en el pasado se declaró en cinco oportunidades: ante el brote de gripe H1N1 (2009), por el ébola en África Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de la polio en 2014 y por el virus zika en 2016, consignó un informe de la OMS.

Houssin, en tanto, explicó que "el 2019-nCoV es un nuevo virus. La identificación y la secuenciación se realizaron rápidamente, pero lo más importante, la secuencia se compartió rápidamente. Eso es lo que permitió a Tailandia, Japón y República de Corea identificar casos rápidamente". Y el director de OMS se mostró "impresionado" por "el detalle y la profundidad de los informes del gobierno chino sobre el virus".

El virus está presente en al menos 13 provincias chinas, además de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, que confirmaron hoy sus primeros casos. También se esperan los diagnósticos de posibles personas infectadas en México y Colombia.

En tanto, también se había hablado de un caso en Brasil pero el Ministerio de Salud de ese país desmintió a la Secretaría del estado de Minas Gerais que había difundido que estaban ante un caso sospechoso de coronavirus en una mujer brasileña de 35 años que permanece internada en la ciudad de Belo Horizonte y que viajara recientemente a Shangai, China. Según explicaron, que "el caso no se encuadra en la definición del caso sospechoso de la OMS teniendo en vista que la paciente estuvo en Shangai, donde no hay transmisión activa del virus".

En tanto, el gobierno de México emitió un aviso por el caso de un doctor en biología molecular de 57 años, que viajó el 25 de diciembre último a la región de Wuhan y presenta síntomas que se están investigando. También está bajo análisis un paciente en Colombia. Se trata de un ciudadano chino que llegó por avión a Bogotá. El virus se extendió también a otros países, como Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Tailandia. En Londres tiene una sala aislada para los pasajeros que llegan de Wuhan.

Especialistas neumonólogos e infectólogos locales coincidieron en que no hay que "asustar" pero sí estar alertas ante sintomatologías febriles de pacientes que hayan viajado a China. "No hay que asustar, pero hay que estar atentos y expectantes, como con el ébola en 2014, si hay pacientes con fiebre y tuvieron contacto con vías chinas", indicó a Télam el infectólogo Tomás Orduña, jefe del servicio de Patologías Regionales y Medicina Tropical del hospital Muñiz.