La Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad difundió información para conocer todo lo que se pudo saber hasta el momento sobre el coronavirus, también conocido como Covid-19.

El total de víctimas ascendió a 3.214 en el mundo. Hasta el momento ya son 94.250 los infectados.

¿Qué es el coronavirus?

Esta enfermedad es una familia de virus descubierta en la década de los 60 pero cuyo origen todavía se desconoce. Sus distintos tipos provocan diferentes enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave.

La mayor parte de los coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar fácilmente. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus, generalmente durante su infancia. El nombre de esta epidemia viral se debe al aspecto que presenta, ya que su forma es parecida a una corona.

En los últimos años se diferenciaron tres brotes epidémicos importantes causados por coronavirus:

  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS, también conocido como SARS y SRAG) comenzó en noviembre de 2002 en China, afectó a más de 8 mil personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov fue aproximadamente del 10%.
  • MERS-CoV: El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) se detectó por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se notificaron hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en diversos países, con más de 800 muertes. La letalidad fue cerca del 35%.
  • COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan, China. Desde entonces, la cantidad de infectados fue creciendo y la transmisión de persona a persona aumentó.

Cuáles son síntomas del coronavirus

Cuando alguien contrae esta epidemia viral, los síntomas que se manifiestan principalmente son: fiebre, tos seca y sensación de falta de aire. Sin embargo, Sanidad remarca que en los casos más graves "la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte".

Asimismo, esta enfermedad también puede provocar fatiga, dolor de garganta y de cabeza, secreción y goteo nasal, escalofríos y malestar general.

Los casos más graves afectan especialmente a personas ancianas o que sufren alguna otra enfermedad relacionada con el corazón, el pulmón o con problemas de inmunidad, según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) agregó que, según las estimaciones actuales, el periodo de incubación del virus varía entre uno y 12 días y medio, cifras que se ajustarán "a medida que se disponga de más ‎datos".

Medidas de prevención

Desde el ministerio de Sanidad recomiendan realizar un lavado de manos frecuente con agua y jabón o soluciones alcohólicas, sobre todo luego de tener contacto directo con personas enfermas o con su entorno. También, se debe evitar el contacto estrecho con personas que muestran signos de infección respiratoria y mantener una distancia de, por lo menos, un metro.

Otras de las recomendaciones cruciales son cubrirse la boca y la nariz con barbijos o pañuelos desechables. Además hay que tener cuidado al toser o estornudar, ya que es necesario después lavarse las manos.