Los médicos señalaron que el cansancio puede tener varios orígenes, y es un factor que se está notando mucho más en las personas que tuvieron coronavirus. Según señaló un último estudio, es posible que los alimentos ayuden a combatir el cansancio y la agitación. 

El estrés, el cambio estacional, el aumento de la actividad física o la falta de sueño son algunos de los factores que pueden provocar que sientas fatiga y cansancio. 

Lo primero que destacan los médicos, es que las personas mantengan una dieta saludable, ya que ciertos alimentos pueden ayudarte a liberarte de esa sensación, aunque si persiste en el tiempo lo recomendable es consultarlo con tu médico.

Lo primero en lo que recurre la persona que se siente cansada es al café, pero la realidad es que hay numerosos productos que te harán sentir incluso mejor. 

¿Qué alimentos te ayudan a recuperar la energía? 

1. Avena 

La avena tiene la particularidad de ser energizante por los hidratos de carbono que posee. Además, es un alimento que posee un alto contenido en fibra. 

Es uno de los pocos alimentos que  proporciona magnesio, proteínas, y fósforo, nutrientes que aumentan los niveles de energía. Los nutricionistas detalla que es un alimento con una buena fuente de vitamina B1, fundamental para evitar el cansancio y la falta de apetito. 

2. Banana

La banana es una de las frutas con una alta fuente de potasio, fibra y carbohidratos. Esta combinación de carbohidratos y fibra proporciona una fuente de energía de larga duración.

En uno de los últimos estudios a deportistas profesionales, los ciclistas entrenados que comieron bananas tuvieron el mismo rendimiento que los que consumieron bebidas energéticas durante una prueba cronometrada de 75 kilómetros.

Frente a los resultados, los investigadores concluyeron que las bananas son una buena fuente de energía especialmente cuando se va a hacer ejercicio.

3. Espinaca 

La espinaca, es un vegetal que posee muchos nutrientes esenciales para luchar contra la fatiga. No sólo es una fuente de hierro, también es rica en magnesio y potasio, excelentes fuentes de energía.

Por su parte, el potasio ayuda a que los músculos y los nervios funcionen correctamente, y su carencia se refleja en forma de debilidad muscular y fatiga.

La espinaca es ricas en vitaminas A, B9 (o ácido fólico), C y E. La vitamina C ayuda absorber mejor el hierro y el magnesio, por lo que es un alimento perfecto para combinar con otros ricos en hierro. En aquellas personas que tuvieron coronavirus, se notó una disminución en la vitamina C, por lo que el consumo debe ser mayor a lo habitual. 

Los niveles bajos de hierro pueden causar fatiga y anemia; y los de magnesio provocan decaimiento y desequilibrio en los niveles de azúcar en la sangre, entre otras cosas. El magnesio ayuda a la buena digestión y tonificación muscular. 

4. Frutos Secos 

Los frutos secos son ricos en nutrientes, proteínas y omega 3.  Además, son muy energéticos y ricos en magnesio y triptófano, un aminoácido esencial para combatir el cansancio, además de fósforo, hierro, cobre, riboflavina, vitaminas B1, B2, B5 y B6.

Las almendras y avellanas son buenas fuentes de magnesio. Por su parte, las castañas de cajú y las nueces contienen triptófano, ideales también para los problemas de sueño.

5. Proteínas vegetales

Las proteínas vegetales son muy necesarias, especialmente en estados crónicos de cansancio, situación que puede ocurrir por el Covid-19. La razón es que los alimentos que las contienen son antioxidantes, no tienen colesterol y su contenido en grasas saturadas es bajo.

Hay varias formas de incluirlas en la dieta, como pueden ser las legumbres: las lentejas, la soja, las alubias y los garbanzos son las que más hierro aportan, elemento esencial contra el cansancio.

Alimentos que se deberían evitar 

Así como alimentos y bebidas que pueden ayudar a mejorar tu estado de salud, hay otros que lo desfavorecen. Aquellos alimentos, como así también bebidas con alto contenido de azúcares pueden aumentar  temporalmente la energía, pero este aumento a menudo lleva a un bajón poco después.