El Ministerio de Salud agregó a la rinitis/congestión nasal como uno de los síntomas para definir un caso sospechoso de coronavirus (Covid-19), medida consensuada con los directores de epidemiología de todas las jurisdicciones del país, se informó hoy oficialmente.

La rinitis ocurre cuando se inflama la mucosa nasal y eso provoca estornudos, picazón, congestión con mucosidad más liviana, enrojecimiento ocular y lagrimeo. Si bien es mucho más frecuente con los cambios de estación (otoño y primavera), la rinitis alérgica puede estar presente todo el año. Los alérgenos intradomiciliarios son los protagonistas: los ácaros presentes en el polvo de la casa son los más frecuentes.

La rinitis alérgica suele ir acompañada de otros síntomas. A la inflamación de la mucosa nasal se suman otras comorbilidades, como la otitis media serosa (con presencia de moco en el oído medio), laringitis (que causa tos seca), carraspeo permanente y necesidad de aclarar la voz, y rinosinusitis crónica, que puede ir acompañada de la presencia de pólipos y que, además se manifiesta con obstrucción nasal, cefalea e hiposmia (disminución del olfato).

La cartera sanitaria recordó que si una persona es considerada como caso sospechoso de coronavirus se debe aislar hasta confirmar o descartar dicha sospecha.

Además debe avisar a las personas con las que haya tenido contacto desde las 48 horas previas al inicio de los síntomas -que también deben aislarse-, y comunicarse con el sistema de salud de su jurisdicción.

En el caso de descartar la infección por el virus SARS-CoV-2, la persona podrá suspender el aislamiento, pero en el caso de confirmar el diagnóstico deberá mantenerlo hasta obtener el alta médica y seguir todas las recomendaciones del equipo de salud.

El Ministerio también subrayó que “el cumplimiento de las medidas de aislamiento ante la sospecha de Covid-19 resulta fundamental para contribuir a la disminución de la transmisión del virus en un contexto de alta circulación del mismo en todo el país”.

Síntomas de Covid

  • Fiebre de 37.5°C o más
  • Tos y dolor de garganta
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Diarrea y/o vómitos
  • Rinitis/congestión nasal
  • Pérdida repentina del gusto o del olfato