Según un estudio realizado por el sistema de salud público de Reino Unido, una sola dosis de las vacuna contra el coronavirus (Covid-19) de Pfizer-BioNTech y de Oxford-AstraZeneca reduce en un 80% las hospitalizaciones por la enfermedad en adultos mayores de 70 años. En el caso de Pfizer, la protección contra la pandemia de una sola dosis osciló entre el 57 y el 61%, mientras que la vacuna Oxford-AstraZeneca obtuvo una efectividad de entre el 60 y el 73%.

Es más, en los mayores de 80 los datos sugirieron que una sola dosis de cualquiera de las vacunas es efectiva en más del 80% para prevenir la hospitalización del paciente alrededor de 3 a 4 semanas después de la inyección.

"Esta es una noticia extremadamente buena", declaró en una rueda de prensa el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, que aseguró que los datos sobre la efectividad de la vacuna "ayudan a explicar por qué las admisiones de mayores de 80 años en UCIs ha caído a cifras de un solo dígito" en las últimas semanas.

El ministro de salud británico celebró la noticia

A la alegría del ministro de salud se sumó Mary Ramsay, jefa de inmunización de Public Health England (PHE): "Esto se suma a la creciente evidencia que muestra que las vacunas están funcionando para reducir las infecciones y salvar vidas. Si bien quedan muchos más datos por seguir, esto es alentador y estamos cada vez más seguros de que las vacunas están marcando una diferencia real", dijo

Ramsay advirtió que "es importante recordar que la protección no es completa, y aún no sabemos cuánto reducirán estas vacunas el riesgo de que la persona transmita Covid-19 a otras personas".

El informe preliminar del estudio informó que también hay evidencia de que la vacuna Pfizer conduce a una reducción del 83% en las muertes por la enfermedad.

Asimismo, se precisó que las infecciones sintomáticas en mayores de 70 años disminuyeron alrededor de 3 semanas después de una dosis de ambas vacunas. "Incluso si alguien ha sido vacunado, es realmente importante que continúe actuando como si tuviera el virus, que practique una buena higiene de manos y se quede en casa", explicó Ramsay.

En este sentido, un estudio publicado por la farmacéutica AstraZeneca sobre más de un millón de vacunados de Escocia informó que su antídoto redujo 94% las hospitalizaciones y fue eficaz en adultos mayores en los 28-34 días posteriores a la vacunación. Asimismo, al analizar la efectividad combinada con diferentes vacunas, se obtuvieron resultados similares en todos los grupos de edad, incluidas las personas de 80 años o más.

De hecho, la Ciudad de Buenos Aires, que arrancó el proceso de inmunización con la vacuna desarrollada por AstraZeneca, extendió el intervalo entre ambas dosis a una brecha de diez a doce semanas. Según reportó Página 12, desde el Gobierno porteño aseguran que ese lapso de tiempo permite una mayor inmunización.

Vacunación en Reino Unido

El gobierno británico comenzó a vacunar a principios de diciembre, pero decidió retrasar la segunda dosis tanto del preparado de Pfizer como el de AstraZeneca hasta 12 semanas con el objetivo de lograr cuanto antes cierto grado de inmunidad en la población, confiando en que la primera dosis garantizaría ya cierta protección.

Hasta ahora, el Reino Unido ha administrado 20,27 millones de dosis de la vacuna, mientras que 815.816 personas han recibido ya las dos inyecciones preceptivas.

Reino Unido ya aplicó más de 20 millones de vacunas

A partir de esta semana, en Reino Unido comenzarán a administrar segundas dosis a las personas ya vacunadas con la primera, lo que proporcionará una protección mayor y más duradera.

En tanto, se informó que otro estudio en trabajadores de la salud mostró que una dosis de la vacuna evita que las personas contraigan Covid-19 en al menos un 70%.

"Esto ayudará a reducir la propagación de la infección en hospitales y residencias de ancianos y, en última instancia, ofrecerá más protección a estas poblaciones vulnerables", aseguraron desde el gobierno británico.