Un uruguayo diabético de menos de 50 años es el primer paciente de Covid-19 con "hongo negro"mucormicosis reportado hasta ahora en América Latina. Se trata de una enfermedad ya conocida, pero que con cada vez más frecuencia se reporta en la India en personas que tienen o tuvieron coronavirus, y afecta en especial a personas con deficiencias en el sistema inmune.

Los médicos indios y uruguayos mostraron su preocupación ya que este hongo provoca necrosis de los tejidos mucosos, es decir, muerte de los tejidos, por lo que el riesgo de muerte aumentar a entre 50% y 80% o incluso más si no es tratado correctamente. La solución más rápida y efectiva es realizar cirugía a la zona afectada.

Qué es el "hongro negro" o mucormicosis

La mucormicosis es una infección poco frecuente que se produce por la exposición al mucor, un hongo que presente, por lo general, en el suelo, las plantas, el estiércol y frutas y verduras en descomposición, aunque sólo provoca una infección si hay lesiones o el sistema inmune está debilitado. “Está por todas partes y se encuentra en el suelo y en el aire, incluso también en la nariz y mucosas de la gente sana”, afirmó a BBC Mundo Akshay Nair, un cirujano ocular de Bombay.

El hongo negro afecta a los senos nasales, el cerebro o los pulmones, y puede provocar la muerte en pacientes diabéticos o inmunodeprimidos, como los enfermos de cáncer o VIH/Sida. El nombre no se debe al color del hongo sino a que provoca necrosis del tejido.

En la India comenzó a reportarse como una enfermedad asociada al coronavirus, ya que en las últimas semanas se detectaron casi 9 mil personas que tienen o tuvieron Covid y que luego presentaron esta enfermedad. Ahora se dio a conocer por primera vez un caso en Uruguay, aunque no se sabe si es el primero en que sucede.

Hongo negro en Uruguay: la historia del paciente 

Durante la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República, el infectólogo Henry Albornoz reveló que hace poco comenzó a atender a un hombre menor de 50 años, diabético, que unos diez días luego de contraer Covid-19 empezó a presentar necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas. Mediante una prueba de laboratorio, se confirmó que había sido infectado con el "hongo negro", además del coronavirus.

Si bien este paciente tenía una enfermedad previa -diabetes-, su infección por Covid-19 no había sido grave, y ni siquiera requirió una internación. "Pero unos diez días después empezaron los síntomas de la infección por el hongo y ahora es esa su principal batalla", indicó el infectólogo. Por lo tanto, la gravedad de su situación se debe a la mucormicosis.

No se sabe si este caso de hongo negro junto a Covid es el primero en Uruguay porque la mucormicosis no se informa como un hecho exclusivo de la enfermedad pandémica, pero Albornoz explicó que “lo importante no es la identificación de un caso, sino la advertencia de que el desgaste inmunitario que causa el Covid-19 puede dejar terreno fértil para otras infecciones”.

"En Uruguay hay casos desde siempre, pero con respecto a Covid-19 no he visto otros. No quiere decir que no los haya pero no habíamos tenido noticias de casos similares", explicó a El Observador Zaida Arteta, profesora agregada de la mencionada cátedra de Enfermedades Infecciosas.

Una enfermedad rara que necesita un "terreno fértil"

Los hongos están presentes en todas partes, y pueden crecer cuando se dan las condiciones necesarias. Es frecuente verlos en la comida, pero para que uno como el mucor llegue a afectar a humanos necesitan de un terreno fértil: lesiones en el cuerpo o que la persona tenga un sistema inmune debilitado.

La mucormicosis es una enfermedad muy rara que surge cuando el hongo encuentra un cuerpo dañado, debilitado o con una lesión en los tejidos, y avanza provocando necrosis. Por eso, se ha reportado en pacientes con una diabetes descontrolada, en inmunodeprimidos, personas que tuvieron leucemia o un trasplante de médula ósea, y también en pacientes que sufrieron accidentes o quemaduras.

La infectóloga Arteta indicó que estos hongos "solamente pueden causar enfermedad cuando hay una lesión previa". "En el caso del Covid-19, la ventilación mecánica por mucho tiempo, la inflamación del árbol respiratorio o la inflamación sistémica pueden generar como un terreno fértil" para que las personas contraigan la enfermedad tras inhalar, tanto por los senos paranasales o por los pulmones, las esporas del hongo, agregó la especialista.

“Son los hongos más oportunistas: necesitan un daño previo para poder crecer”, explicó Arteta, una de las referentes de micología en Uruguay. En el caso de los pacientes que transitan el Covid-19, puede ingresar por lesiones que "suelen estar en los senos paranasales, las mucosas, los pulmones...”.

Los médicos indios creen que existe una relación con los esteroides que se usan para tratar al Covid-19. Doctores que tratan a estos enfermos le dijeron a BBC Mundo que los síntomas suelen aparecer entre 12 y 18 días después de que el enfermo se recupere del coronavirus.

Hongo negro en India

Aunque el hongo negro es una enfermedad ya conocida desde antes, el fuerte incremento de casos comenzó a disparar las alarmas por su fuerte aumento en la India, ya que mientras antes había un par de casos al año, en las últimas semanas ya se registraron 8.800.

"Este aumento de pacientes era totalmente inesperado. Antes solíamos ver uno o dos casos al año”, afirmó a BBC Mundo el doctor VP Pandey, director médico del hospital público Maharaja Yeshwantrao. Agregó que más del 80% de los enfermos necesitan ser operados inmediatamente para evitar el avance de la necrosis y el riesgo de muerte.

Según el médico indio, "la infección causada por el hongo negro se ha convertido ya en un desafío mayor que el Covid". "Si los pacientes no reciben tratamiento adecuado a tiempo, la mortalidad puede escapar hasta el 94%. El tratamiento es caro y no tenemos medicinas suficientes”, explicó.

La mayoría de los pacientes que se trataron en el hospital donde trabaja Pandey eran hombres que se habían recuperado de Covid y habían sido medicados con esteroides. Todos tenían enfermedades preexistentes; la mayoría, diabetes.

Un estudio llevado a cabo por cuatro médicos indios centrado en más de un centenar de pacientes de coronavirus que contrajeron mucormicosis arrojó que 79 de ellos eran hombres y 83 sufrían diabetes. Otro estudio con 45 pacientes en dos hospitales de Bombay reveló que todos eran diabéticos y tenían niveles de azúcar en sangre muy elevados. “Ningún paciente de mucormicosis tiene unos niveles normales de azúcar en sangre”, afirmó el doctor Akshay Nayar, cirujano ocular que trató a varios enfermos.

Hongo negro y mayor mortalidad

El hongo negro genera un alarmante aumento de la mortalidad entre quienes lo padecen, de entre 50% y 80%. Para evitar que todo termine en tragedia, los médicos deben dar un diagnóstico precoz y apurarse a realizar cirugía para extraer la parte dañada, en caso de que sea posible. También se utilizan fármacos fungicidas, como anfotericina B.

Albornoz, el médico que alertó sobre el primer caso en Uruguay, indicó que “por lo general se presenta en pacientes que ya son vulnerables y eso condiciona mucho su capacidad de recuperación”.