Más de veinte personas que aún quedan detenidas tras los violentos hechos del jueves pasado -en el intento de sesión de la reforma previsional- prestarán hoy declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio a fin de poder recuperar su libertad. De los 45 detenidos tras la movilización de diferentes organizaciones sociales y políticas contra la reforma, ayer fueron liberados una decena de personas que se encontraban alojadas en el porteño Edificio de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), ubicada en Ramón Castillo 750.

También recuperaron la libertad otras 15, que estaban en diferentes comisarías y en la sede de la Superintendencia de Investigaciones Federales. No corrieron la misma suerte los que contaban con antecedentes penales, informaron las autoridades. En tanto, la abogada y referente de la Coordinadora contra la Represión Institucional y Policial (Correpi), María del Carmen Verdú, indicó a Télam que "entre 21 y 22 personas que aún están detenidas prestarán hoy declaración indagatoria ante el juez, a partir de las 8", en los tribunales de Comodoro Py.

La dirigente confirmó que "por la violencia con la que actuó el personal de Gendarmería no fue raro ver que levantaran a cualquiera, entre ellos personas en situación de calle". También "se llevaron a un joven que es conocido en la zona de la Confitería del Molino, donde lo detuvieron sin ninguna justificación", en referencia a la detención que trató de impedir el diputado Horacio Pietragalla, uno de los siete legisladores que tuvieron lesiones.

Bonadio también instruye la causa contra tres personas aún detenidas por los incidentes del martes último en el centro porteño, tras la marcha en rechazo a la Organización Mundial del Comercio (OMC) convocada por el Frente de Izquierda, Izquierda al Frente, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y el Movimiento de Trabajadores y Desocupados (MTD) Aníbal Verón.