A causa del fuerte temporal de viento y nieve registrado en la meseta central de Chubu, al menos 20 torres de alta tensión fueron derribadas, hecho que dejó sin electricidad a una zona de la Cordillera  Las reparaciones podrían comenzar recién en 3 semanas debido a las malas condiciones ese área, donde hay mucho hielo acumulado y temperaturas de hasta 37 grados bajo cero.

Las torres transportan la energía entre el complejo hidroeléctrico Futaleufú, ubicado en la cordillera, y la ciudad de Puerto Madryn, sobre la costa atlántica, para abastecer a la empresa Aluar, que utiliza la electricidad como insumo para la producción de aluminio, por lo que no afectan el consumo domiciliario.

Fuentes e la empresa indicaron que a pesar de la caída de las torres "no se afectóla continuidad operativa de la producción de la planta de Aluminio Primario en Puerto Madryn" ya que tiene  potencia instalada suficiente internamente  por energía térmica y eólica y "por el respaldo existente desde el 2006 del Sistema Interconectado Nacional".

La línea es operada por la empresa Transpa S.A., que transporta la generación que se produce en la central hidroeléctrica de Futaleufú, cerca de Trevelin hasta Puerto Madryn a través de 550 kilómetros sobre torres de 25 metros de altura.

Las torres sostienen el pesado cable que transporta 330 kilovatios, atravesando toda la meseta central chubutense, una región que enfrenta un temporal de nieve y viento con temperaturas de 39 grados bajo cero en la inhóspita meseta.

Las torres caídas podrían ser hasta 37 (Fuente: El Chubut)

Según la agencia Télam aseguraron que "se cayeron al menos 20 torres del tendido" y que su reposición llevará tiempo porque "están ubicadas en una zona de muy difícil acceso con condiciones de rigurosidad climática en esta época del año que hacen muy dificultoso su acceso".

Fuentes del Sindicato de Luz y Fuerza aseguraron quque "la salida del sistema no perjudica al abastecimiento domiciliario".

Los destrozos dejarán sin luz a la empresa Aluar (Fuente: El Chubut)

El sistema colapsó cuando cayeron las torres ubicadas en la zona de "El Escorial", paraje ubicado casi en la mitad del tendido entre la cordillera y la costa chubutense. A partir de allí se produjo un "efecto dominó" que terminó derribando a otras estructuras que cedieron por el peso, la nieve acumulada y el intenso viento.

El antecedente sobre la caída de varias torres fue hace tres años cuando se derribaron tres columnas de las misma características en "El mirasol", pequeño caserío, también en la meseta chubutense. En aquel caso fue por un temporal de lluvia que acumuló agua en la base de la estructura y la hizo ceder.