La búsqueda del submarino perdido el miércoles con 44 tripulantes a bordo se intensificó hoy con apoyo internacional y tras la mejora de las condiciones climáticas, mientras que las autoridades descartaron que la balsa encontrada pertenezca al ARA San Juan

En tanto, el presidente Mauricio Macri afirmó que se sigue “haciendo todo lo posible” para encontrar el navío de la Armada Argentina “desplegando todos los medios nacionales e internacionales disponibles para encontrarlos lo antes posible”.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, dijo hoy en rueda de prensa en Buenos Aires que la mejora de las condiciones climáticas y la disminución de la altura de las olas facilitaron en la jornada el patrullaje de los buques en la zona de búsqueda del submarino.

El portavoz naval precisó que del operativo participan “embarcaciones con tecnología de punta de distintos países, todos con sondas multihaz de última tecnología para hacer un barrido tridimensional del fondo”.

Balbi destacó que “el esfuerzo se concentra ahora en áreas más chicas”, tras haberse cubierto el ciento por ciento de la zona frente a la Península de Valdés, donde el submarino realizó su última comunicación el miércoles antes de perder todo contacto con las bases navales.

“La fase de búsqueda sigue hasta localizarlo”, enfatizó, y tras afirmar que el “San Juan” tiene capacidad de oxígeno para su tripulación por siete días y siete noches, agregó: “Como submarinista, no pierdo esperanzas”.

Por su parte, el portavoz naval Gabriel Galeazzi dijo en Mar del Plata que la corbeta Rosales y el destructor Sarandí “engancharon” hoy una balsa vacía que estaba a la deriva y había sido detectada en la madrugada por una aeronave que participa del operativo.

“De acuerdo a la marca y la nomenclatura que llevaba esa balsa, consultado con comandante de la fuerza de submarinos que se encuentra en el Centro de Coordinación de Búsqueda y Rescate, en Puerto Belgrano (se verificó) que no corresponde al submarino”, sostuvo en diálogo con la prensa.

Galeazzi informó, además, que un aeronave estadounidense divisó dos bengalas blancas en la zona de búsqueda del submarino, por lo que se está investigando su procedencia.

“Las bengalas que tiene el submarino son de color verde (de adiestramiento) y rojo (de emergencia)”, puntualizó, y añadió: “No hubo reportes de ningún otro naufragio en la zona”.

El submarino ARA San Juan, con 43 hombres y una mujer a bordo, zarpó hace diez días de la ciudad fueguina de Ushuaia y tenía previsto llegar el domingo al puerto de Mar del Plata, pero desde el miércoles a las 7.30 se perdió todo contacto con el navío.