El Secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, Juan José Mendez, adelantó cómo será el refuerzo en los controles en el transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), región que concentra el 88% de los tests positivos de coronavirus desde el inicio del brote, y mantiene su fase 3 de la cuarentena. 

“Acordamos reforzar los controles en la circulación en general y en particular en el transporte público”, subrayó el funcionario porteño tras la reunión que mantuevo este miércoles con sus pares de Nación, Mario Meoni, y de la provincia de Buenos Aires, Alejo Supply.

“Los que los vecinos y vecinas pueden esperar que es que encuentren más controles a la hora de tomarse un subte, en los horarios de la mañana en las estaciones de trenes de la provincia habrá controles de la Gendamería y de la Policía, por la tarde va a ser lo mismo pero en las cabeceras de la Ciudad”, detalló en diálogo con AM750. 

En este sentido, Mendez señaló que el punto de los controles será fiscalizar que el transporte público sea utilizado por aquellos trabajadores considerados esenciales: profesionales de la salud, personal de seguridad o aquellos que trabajen en comercios con actividades esenciales, entre otros. 

Turnos médicos y uso de apliciones de movilidad

El secretario de transporte porteño volvió a enfatizar en que las excepciones se mantienen para los trabajadores esenciales, sin embargo especificó que quienes deban trasladarse por algun tipo de emegencia de fuerza mayor, como turno médicos, "se mantiene el permiso correspondiente".

"Esto está siempre habilitado, e incluso existe un permiso de fuerza mayor que te otorga una habilitación de 48 horas. Así cuando uno tiene un turno, puede utilizar ese permiso y viajar sin problemas", indicó.

En relación al uso de aplicación de traslado de pasajeros, el funcionario porteño sentenció: "Son ilegales, y recomendamos a los vecinos no utilizarlas".

"Las aplicaciones con Uber funcionan ilegalmente, y en los controles estamos trabajando para detectar que esos vehìculos no puedan seguir brindando el servicio, y en toda oportunidad es importante recordar al vecino y vecina que no lo utilice porque no se trabajó con ellos en la capacitación en seguridad e higiene, y desinfecciòn de vehículos", alertó. 

“Fuimos viendo cómo semana tras semana fue creciendo un poco la movilidad, hubo personas que interpretaron que no pasaba nada. Lo que queremos  hacer es ser más firmes marcando que el transporte tiene que estar reservado para trabajadoras y trabajadores esenciales”, indicó Mendez.