El Arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli, anunció la apertura de la etapa diocesana en la Causa de Canonización del Padre Mario Pantaleo, con lo que se da formalmente inicio a este proceso a 29 años de la muerte del sacerdote. Poli dio inicio a la "causa" a través del "decreto correspondiente" que nombra "al Tribunal que se encargará de las actuaciones y da comienzo formal a la causa de canonización", precisó a través de un comunicado la Obra del Padre Mario, una organización que sigue con las acciones sociales que en vida comenzó el sacerdote.

La postulación fue realizada por el Padre Daniel Medina, en representación de la Asociación Privada de Fieles Presbítero José Mario Pantaleo con el apoyo de distintos grupos de seguidores de la obra del sacerdote que durante varios años, recopilaron "más de 10 volúmenes de documentos y testimonios que ponen en evidencia su fama de santidad y demuestran que ha llevado una vida ejemplar, dedicada a Dios y de ayuda a la comunidad", agregó el comunicado.

Giuseppe Mario Pantaleo nació en Pistoia, Italia, el 1 de agosto de 1915 y con nuevo años llegó a la Argentina junto a su familia que escapaba de las necesidades de la primera posguerra y se instalaron en Córdoba donde vivieron hasta 1931, cuando la familia regresó a su tierra natal.

Tras diez años de misión sacerdotal en Santa Fe, pidió su traslado a Buenos Aires, donde fue designado capellán del Hospital Ferroviario y del Hospital Santojanni, y la Parroquia del Pilar. A fines de los años '60 se instaló en González Catán, en el conurbado bonaerense.

Allí, junto a colaboradores y amigos, inició la construcción de una iglesia y una obra de ayuda social para la comunidad del barrio que en ese entonces se llamó la "Obra Cristo Caminante" para luego ser conocida como la "Obra del Padre Mario".