En uno de los últimos activos de gestión, la directora del Instituto Nacional de la Mujer, Fabiana Túñez, encabezó la presentación de un protocolo de prevención y actuación en casos de violencia de género para los ámbitos familiar y laboral con estrategias de contención y prevención.

El protocolo, dirigido al público interno del Grupo OSDE, hace foco en el concepto de “primera escucha” e incluye posibilidades tales como licencias, relocalización y préstamos inmediatos.  El texto final es el resultado de un proceso de cooperación y trabajo junto al INAM, a partir de un convenio firmado en junio pasado.

Los disertantes destacaron los acuerdos alcanzados con distintas instituciones especializadas en el tema, a través de sus distintas filiales, en toda la geografía nacional, para brindar apoyo y asistencia e insistieron en la importancia de la línea 144 de asistencia a las víctimas.

“Aspiramos a erradicar la violencia de manera definitiva. Mientras tanto, hasta llegar a ese punto, desarrollamos estrategias de contención para no tener que lamentar más víctimas en la sociedad”, sostuvo el presidente de OSDE, Juan Carlos Palacios.

En el marco de la promoción de buenas prácticas, el mismo se presentará también al resto de la cadena de valor, en caso de que otras empresas de salud quieran adoptarlo.