Hace pocas horas se emitió un alerta a nivel nacional luego de que Guadalupe Belén Lucero, una nena de cinco años que desapareció hace dos días en la ciudad de San Luis. Las autoridades, además, descartaron que la nena haya desaparecido por su cuenta y afirman que "alguien la tiene". 

Así lo indicó Ariel Parrillis, el juez penal N° 2 de la provincia que interviene en la causa, al asegurar que “alguien tiene” a la niña.

Alerta Sofía

El " Alerta Sofía" es un programa de alerta de emergencia ante casos de niños, niñas o adolescentes desaparecidos  que puedan encontrarse en grave peligro. El sistema difunde de manera inmediata la imagen e información del niño, niña o adolescente desaparecido a través de dispositivos móviles, medios de comunicación masiva como la televisión, el correo electrónico y las redes sociales como Facebook.

La implementación del programa cuenta con el apoyo internacional de   Facebook e ICMEC (Centro Internacional sobre niños desaparecidos y explotados). 

Programa de menores desaparecidos

El programa cuenta con un comité conformado por el   Ministerio de Seguridad, la Procuración General de la Nación y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

En un primer momento forman parte del programa el Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones), las Fuerzas Federales de Seguridad, la Defensoría del Pueblo de la Nación, el Consejo de Procuradores Fiscales, Defensores y Asesores de la República Argentina y la ONG Missing Children.

¿Porqué se llama " Alerta Sofía"? 

El programa comenzó a raíz del caso Sofía Herrera, una nena de que desapareció a sus 3 años, el 28 de septiembre de 2008, en un camping en la ciudad de Río Grande, provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

El caso de la pequeña sensibilizó profundamente a la sociedad argentina y, a 10 años de su desaparición, su búsqueda continúa vigente.

El  Ministerio de Seguridad sotiene que “de haber contado en su momento con una herramienta como el alerta que se crea a través de este protocolo, la historia podría haber sido distinta y años de sufrimiento, quizá, se podrían haber evitado”.

Con la creación del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas en 2016, el  Estado argentino se sumó al esfuerzo conjunto con otros países e instituciones para generar políticas públicas activas a fin de contar con procesos más eficientes de búsqueda de personas perdidas.