La empresas  Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) planteará mañana en audiencia pública la necesidad de aplicar un incremento del 27% en la tarifa de este servicio, a través de dos tramos de carácter mensual que comenzarán a partir del 1 de abril, lo que llevará el pasaje desde los actuales $16,50 a $21 en mayo.

La audiencia pública que permitirá tratar la tarifa técnica -el costo real del pasaje sin subsidio del Gobierno porteño- y aprobar la actualización del nuevo cuadro tarifario se concretará en el Centro Cultural Adán Buenosayres, en avenida Asamblea 1200, a partir de las 12:30.

El viaje en los subterráneos porteños cuesta actualmente $16,50, valor al que llegó en febrero tras un esquema de subas escalonadas de un peso mensual implementadas desde noviembre.

El Gobierno porteño resaltó que en el nuevo esquema tarifario propuesto a jubilados, pensionados, personas con discapacidad, personas trasplantadas y en lista de espera, y estudiantes primarios y secundarios seguirán viajando gratis, en tanto que continuará la tarifa social y los descuentos por pasajero frecuente.

La propuesta que presentará Sbase estipula que en abril el precio del pasaje en subte que actualmente se encuentra en 16,50 pesos sin descuento, pase a $19 y el del Premetro de $6 a $7, mientras que en mayo será de $21 y $7,50, lo que significará incrementos totales del 27% y 25% respectivamente. 

La actualización responde a la variación de la tarifa técnica que refleja el costo de la explotación del servicio que calculada en abril de 2018 a una tarifa técnica de $15,50 pasó actualizada a octubre a ser de $23. 

Para ese cálculo sobre el costo operativo del servicio se contempla el impacto de la inflación y la necesidad de reducir el peso de los subsidios. 

La empresa también aseguró que continuará vigente el sistema de tarifa escalonada que beneficia a los pasajeros frecuentes e implica un descuento de 20%, 30% y 40% en el costo del pasaje, según la cantidad de viajes realizados al mes. 

El beneficio de la tarifa escalonada se suma al descuento por combinación de dos o más medios de transportes. 

Así, si el viaje en subte corresponde al segundo tramo -luego de haber tomado colectivo o tren -, el pasajero abonará el 50% de la tarifa vigente, y en caso de que sea el tercer tramo o más, pagará sólo el 25%.

El abono social está destinado a beneficiarios de planes sociales administrados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, del programa Ciudadanía Porteña; beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar; personas en situación de desempleo crónico o recurrente y personas que acrediten poseer ingresos familiares por debajo de la canasta básica familiar que publica el Indec.

También alcanza a personas que acrediten encontrarse en situación de indigencia; beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromañón; excombatientes de Malvinas; aquellos grupos identificados por normas vigentes de la Ciudad de Buenos Aires con necesidades especiales o en situación de alta vulnerabilidad social.