Facebook fue demandado por una usuaria de Instagram, que asegura que la compañía la espió, y le sacó sin autorización información de sus usuarios por medio de las cámaras de su celular. 

La demanda presentada por Brittany Conditi radica en el Distrito Norte de California, EE.UU., el documento detalla que el acceso intencional a la cámara de los dispositivos móviles permitió a Instagram recopilar "datos luccrativos y valiosos sobre sus usuarios, a los que de otro modo no tendría acceso". 

Las acusaciones surgieron luego de que varios medios informaran, el pasado mes de julio, que la aplicación parecía estar accediendo a las cámaras de los iPhone, incluso cuando  Instagram no estaba siendo utilizado activamente. 

Frente a la demanda, Facebook negó las acusaciones y atribuyó el hecho a un error que, según sostuvo uno de los portavoz de la empresa, provocó notificaciones falsas de que Instagram estaba accediendo a las cámaras del iPhone.

En este mismo sentido, el portavoz añadió que "solo accedemos a su cámara cuando usted nos lo indica, por ejemplo, cuando pasa del Feed a la Camara. Encontramos y estamos solucionando un error en iOS 14 Beta, que indica erróneamente que algunas personas están usando la cámara cuando no es así".

La actual denuncia de Brittany se suma a otra realizada el pasado 13 de agosto. Instagram había sido demandada por presunta recoleta de datos biométricos de más de 100 millones de usuarios de esa plataforma especializada en compartir fotos y videos. 

Aquella demanda fue presentada en la corte de la ciudad de Redwood City (California). Su impulsora, Kelly Whalen, sostiene que Instagram recolecta, guarda y se beneficia de los datos biométricos de sus usuarios sin requerir su consentimiento previo e incluso sin informarles al respecto. De acuerdo con el documento, la compañía de Mark Zuckerberg solo a principios de este año empezó a informar a los usuarios de Instagram sobre la recolección de sus datos biométricos.