El fundador de Microsoft, Bill Gates, el dueño de Tesla, Elon Musk, y el creador de Amazon, Jeff Bezos, tienen algo en común además de ser las personas más ricas del planeta: los tres son divorciados. Gates se sumó al grupo al anunciar el fin de su matrimonio con Melinda Gates a través de sus redes sociales. En una carta firmada por ambos, aseguraron que la decisión fue tomada tras un período de mucha reflexión y trabajo”. 

“Continuaremos compartiendo nuestra creencia en esa misión y seguiremos trabajando juntos en la fundación, pero consideramos que no podemos crecer como pareja en la próxima fase de nuestras vidas”, explicaron los dos en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de Gates. 

La pareja había contraído matrimonio en 1994, un año antes de que Microsoft lanzara Windows 95, el sistema operativo que consolidó a la Big Tech como la compañía dominante en el ámbito del software para computadoras personales. 

El club de los multimillonarios divorciados

En 2019, se separaron Jeff y MacKenzie Bezos. El fundador de Amazon poseía por ese entonces una suma de 137.000 millones dólares y era el hombre más rico del planeta, una posición que suele intercambiar con su rival directo, Elon Musk. La separación posicionó a MacKenzie como una de las mujeres más ricas del planeta.

Por su parte, el magnate Rupert Murdoch, director ejecutivo de Fox News es otro de los que forma parte del “club”. Él y su ex esposa, Anna Torv se divorciaron en 2013 tras un matrimonio de 32 años. Según el acuerdo, 1.700 millones dólares de la fortuna de Rupert fueron para Anna. A los diecisiete días del divorcio, Rupert se casó con Wendi Deng, mientras que Anna lo hizo varios meses después con el inversor William Mann.

En el caso del divorcio entre el petrolero Harold Hamm y su esposa Sue Ann Arnall se caracterizó por ser uno de los más mediatizados. Al igual que en el caso Bezos, los Arnall no contaban con ningún tipo de acuerdo prenupcial sobre reparto de bienes en de separación. En ese momento, el patrimonio matrimonial ascendía a 18.000 millones de dólares. Sin embargo, Hamm le pagó a su esposa menos de 1.000 millones dólares.

En contraposición, la vida de sentimental es Musk es un poco más turbulenta, tres matrimonios, dos de ellos con la misma mujer: “Si no estoy enamorado, si no tengo una compañera a largo plazo, no puedo ser feliz”, llegó a asegurar Musk en una entrevista para Rolling Stone. Justine Wilson, Talulah Riley fueron sus anteriores parejas mientras que actualmente se encuentra en una relación con la cantante Claire Elise Boucher

Se terminó el amor para Melinda y Bill Gates después de 27 años de casados.