Desde este lunes rige la resolución del Ministerio de Salud y de la Jefatura de Gabinete porteña que establece que los mayores de 70 años que quieran salir de sus hogares para efectuar algún trámite o realizar una compra, deberán comunicarse con el 147 previamente para dar aviso.

La iniciativa fue centro de polémica y reclamos, que lo llevaron a modificar su formato de letra chica inicial, que hablaba de pedido de autorización. La resolución fija "la necesidad de comunicarse" para dar aviso de la salida de sus domicilios y contempla opciones de asistencia para desalentar la circulación en la calle de ese grupo poblacional de riesgo ante la pandemia del coronavirus. La medida fue confirmada en una conferencia de prensa por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la cual aseguró que la nueva disposición "no va sobre las libertades ni sobre la autodeterminación" de las personas, sino que "prima el cuidado de la salud".

Según datos proporcionados por el jefe de Gobierno, a las 8 de este lunes se recibieron unos 3500 llamados al 147 de personas que plantearon distintas situaciones, como ir a pagar un impuesto o comprar un remedio, lo que implica la salida de sus hogares.

Por otra parte, la disposición del gobierno porteño contempla excepciones de dar aviso a los mayores de 70 años que deban recibir vacunas según el calendario o los que tengan que ir a cobrar el sueldo o la jubilación. Y a quienes que pertenezcan a los sectores de salud y seguridad, autoridades gubernamentales, personal diplomático, trabajadores de los servicios de comunicación audiovisuales, radiales y gráficos.

La disposición no cayó del todo bien en la poblacion y ayer se veía gran número de personas de la tercera edad en circulación. "La medida de prohibirnos salir a los mayores de 70 me hizo sentir que nos sacaban la libertad. Ya no podemos ir a ver a nuestros hijos y nietos. Entiendo que es por prevención, pero no me gusta", aseguraba Lila, mientras hacía la fila en un Rapi Pago de avenida Directorio al 700.

"Es muy invasivo y discriminatorio", expresó Juan, otro jubilado que salió a hacer unas compras a la verdulería de su cuadra. Una opinión diferente fue la de Norma, quien aseguró que llamó al 147 y "en menos de tres segundos" ya había dado aviso al gobierno porteño que iba a salir a hacer trámites.

Del otro lado

Desde este lunes rige también un protocolo para la prevención y control de coronavirus en adultos mayores en la provincia de Buenos Aires. Dispone equipos de salud, geriátricos y recomendaciones de cuidado para personas de más de 60 años.

En el documento, al que tuvo acceso Télam, se mencionan medidas generales de distanciamiento social para los mayores de 60 años, entre las que se destacan "distancia interpersonal mínima de un metro y no realizar eventos o reuniones".

También se propone "utilizar medios electrónicos para la realización de gestiones y trámites, trabajar a distancia en la medida que sea posible y no compartir utensilios, incluido el mate". Se solicita, además, "cancelar actividades que no sean esenciales y no utilizar el transporte público, salvo extrema necesidad".