Entre los principales síntomas del coronavirus (Covid-19) se encuentran la fiebre, tos, cansancio, pérdida de olfato y gusto. Sin embargo, al aparecer nuevas variantes en el transcurso del tiempo, los síntomas fueron cambiando o potenciándose. Además, los pacientes que transitaron por la enfermedad comentaron que varios de los síntomas permanecen a pesar de tener el alta. 

La variante delta, ¿es más mortal?

Con la aparición de la nueva cepa de coronavirus, conocida como variante delta y delta plus, la preocupación en los gobiernos de todo el mundo aumentó y las medidas sanitarias se amplían. La nueva variante se detectó por primera vez en la India, pero en Argentina ya se detectaron más de 10 casos.

Según las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la variante delta será la dominante a nivel global. La variante B.1.617.2, como se la conoce científicamente, fue detectada por primera vez en la India en octubre de 2020, y pasó a llamarse variante india por esta razón. Sus efectos en el superpoblado país asiático han sido devastadores, y, de hecho, sigue impactando con fuerza. 

Por si fuera poco, la variante delta del coronavirus es la que se transmite con mayor velocidad, por lo que el contexto de relajamiento de las medidas de prevención sanitaria que ahora están comenzando en muchos países a causa de las campañas de vacunación permite un escenario perfecto para poder potenciar su contagio.

La variante presenta una combinación de mutaciones que la hacen más transmisible y está camino a convertirse en la variante dominante a nivel mundial, como en su momento lo fue la alfa. 

La OMS advirtió el jueves 24 de junio de que la que ha empezado a llamarse “variante delta plus” del coronavirus tiene una mutación adicional a la que presenta la delta original y podría tener un impacto en la capacidad de los anticuerpos para acabar con el virus.

Síntomas de la variante Delta 

Los síntomas que expresaron tener las personas que se contagiaron con la variante delta del covid son: 

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Secreción nasal
  • Fiebre
  • Dolor de oído 
  • Mareos 

La tos y la pérdida del olfato casi han desaparecido. El riesgo de estos síntomas leves que se pueden confundir con un resfriado, especialmente entre las personas más jóvenes que tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. 

La nueva variante presenta un alto nivel de contagio que representa y porque es justamente el grupo entre 18 y 30 años el que ha bajado la guardia y todavía no está vacunado.