La epidemia de la obesidad es motivo de preocupación en todo el mundo. El consumo excesivo de azúcar es uno de los determinantes de este mal que trae como consecuencia diabetes e hipertensión arterial. A su vez, estas dos últimas producen enfermedades cardiovasculares (como infartos y accidentes cerebrovasculares) e insuficiencia renal crónica."Estas son las primeras causas de mortalidad en el mundo y afectan a personas jóvenes y en edad productiva", sostiene el doctor Raúl Mejía, Investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), Unidad Asociada del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Según analiza una publicación del organismo de investigación, dado que el consumo en exceso de alimentos y bebidas con azúcar agregada es perjudicial para la salud, se le consultó al médico especialista sobre los beneficios del edulcorante, para el cual es una mejor opción dado que aporta menos calorías. "Los estudios realizados sin financiación de la industria de la alimentación han demostrado que el uso de estos no se asocia con una reducción significativa del peso. Hay diferentes hipótesis que explicarían esto: una dice que al consumir edulcorantes el paladar se acostumbra a alimentos muy dulces y después acepta otros alimentos con muchas calorías provenientes de azúcares naturales. Habría estudios que muestran que al consumir edulcorantes el organismo tiende a almacenar energía y esto disminuye el descenso de peso que trae aparejado".

Argentina es el principal consumidor de bebidas azucaradas, con 130 litros anuales por habitante

Mejía hace hincapié en que en su opinión "no se debería favorecer el uso de edulcorantes como reemplazo de las bebidas azucaradas". A su vez, relata que nuestro país es el primer consumidor mundial de bebidas azucaradas (gaseosas) y su consumo alcanza los 130 litros por persona por año aproximadamente. "Existe una clara relación entre el consumo de bebidas azucaradas y alimentos procesados y la epidemia de obesidad infantil", concluye.

Normativa

Según el informe "B.A.S.T.A û Bebidas Azucaradas, Salud y Tarifas en Argentina" elaborado por el CEDES, en pos de garantizar el derecho a una alimentación adecuada û, publicación citada por Conicet, lo correcto sería formular políticas públicas que disminuyan el consumo de bebidas azucaradas en nuestro país. "Es decir, a más que reemplazarlas por bebidas con edulcorantes, lo ideal sería tomar medidas para desincentivar la compra de alimentos no saludables", señalan.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos