Agrupaciones de izquierda, sindicales y de derechos humanos se concentraban esta tarde en Plaza de Mayo para reclamar la liberación de los manifestantes detenidos durante las protestas contra la reforma previsional y exigir “prisión común y efectiva a todos los genocidas”, en alusión a los arrestos domiciliarios que se otorgaron para represores de la última dictadura.

De la movilización, que comenzó en el Congreso y arribó a la  histórica plaza ubicada frente a la Casa Rosada, participaban el Encuentro Verdad Memoria y Justicia, el Partido Obrero, el PTS,  la Correpi, la FUBA y algunas seccionales de Suteba y otros sindicatos.

Entre las varias consignas de la movilización, los  manifestantes pidieron también el desplazamiento de la ministra  de Seguridad, Patricia Bullrich, se pronunciaron contra “el ajuste del Gobierno” y repudiaron puntualmente la prisión domiciliaria que se le otorgó días atrás al represor Miguel Etchecolatz.