Al menos los gobiernos de diez provincias decidieron reconocer la tarea de los trabajadores esenciales con gratificaciones salariales que se están pagando desde abril y que alcanzan tanto al personal sanitario como al de las fuerzas de seguridad, según revelaron las autoridades locales.

En Córdoba, el gobierno provincial resolvió otorgar un bono extra de $5.000 a trabajadores que prestan servicios en el sistema de salud pública y que, por diferentes razones, no fueron incluidos para percibir el incentivo extraordinario decretado por el Gobierno nacional. El beneficio provincial alcanza, por cuatro meses, a unos 3.000 trabajadores de distintas especialidades de salud local.

En Mendoza, desde la cartera de Salud confirmaron a Télam que no hay un extra local, aunque desde la cartera de Seguridad informaron que quienes prestan servicios en ese sector van a tener el beneficio de exenciones transitorias en el Impuesto a las Ganancias.

Por su parte, el beneficio que le brindó Chubut a los empleados públicos del sector de salud y seguridad fue pagarles en un solo rango, a diferencia del resto que cobra por nivel de ingreso. En Río Negro, los policías, junto al personal de la línea de emergencia 911 y los empleados penitenciarios de la provincia, cobraron $5.000 por única vez en abril.

En Santa Fe, todo el personal titular o suplente afectado a las tareas de prevención y lucha contra el coronavirus que depende del estado provincial, recibió un pago no remunerativo de $3.000. En el mismo sentido, en junio, el ejecutivo que encabeza Omar Perotti estableció el pago de un bono de $5.000 para los trabajadores de la salud que se desempeñan en la atención primaria y en centros de salud.

También en Chaco, el gobernador Jorge Capitanich afirmó que 4.347 trabajadores de la salud percibirán $5.000 y que en el transcurso de este mes recibirán una compensación similar los policías.

En San Luis, los trabajadores esenciales de la salud aún no terminan de cobrar el bono establecido por Nación a pesar de la lucha que desde principio de julio lleva adelante la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), filial San Luis.

En Tucumán, por su parte, el gobierno provincial pagó en abril un bono de $5.000 al personal de la salud pública y privada en consonancia con lo dispuesto por el Gobierno nacional.

También San Juan anunció a mediados de junio que pagaría un bono de $10.000 al personal de salud y de seguridad involucrado en la lucha contra el coronavirus.

En Misiones, a fines de junio, la administración provincial pagó un bono de $5.000 para los agentes de la salud pública excluidos del bono nacional y, a través de Twitter, el gobernador Oscar Herrera Ahuad aseguró que "es un esfuerzo del pueblo misionero en reconocimiento al personal de salud".

Por último, en Formosa, el gobernador Gildo Insfrán anunció el lunes que se pagará "un nuevo bono de $5.000 para el personal policial que trabaja en la emergencia" causada por el aislamiento preventivo, social y obligatorio.